«Desproporcionado». Así fue (y es) el impacto de la pandemia de coronavirus sobre las mujeres en América, según un reporte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). El mensaje alerta sobre el aumento en la mortalidad materna e insta a la vacunación de las embarazadas.

«En una región plagada de desigualdades, las mujeres, una vez más, se han visto afectadas de manera desproporcionada», dijo en rueda de prensa la directora de la OPS, Carissa Etienne, en relación al informe difundido este miércoles.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El impacto sobre las mujeres en este continente no sólo tiene que ver con el perjuicio laboral sino también con un incremento en la violencia de género en contexto pandémico. De hecho, se registró una suba del 40% de llamadas a líneas de socorro en algunos países. Pero además, advirtió la OPS, hubo un golpe «significativo» en la salud de estas mujeres.

Aumento en la mortalidad materna

«Los datos de toda la región han dejado muy claro que la Covid-19 tuvo un impacto asombroso en la mortalidad materna», afirmó Etienne. Desde el inicio de la pandemia en América se notificaron más de 365.000 casos de Covid-19 en embarazadas. De ellas más de 3.000 murieron, de acuerdo al reporte del organismo.

Etienne destacó –según señaló la agencia AFP- que hubo un gran incremento de la mortalidad de gestantes en Estados Unidos a partir de agosto de 2021, cuando la variante Delta se volvió dominante, con el mayor número de casos entre mujeres de origen hispano y blancas no hispanas.

Un estudio de la OPS en ocho países americanos mostró que una de cada tres embarazadas que requería atención crítica no accedió a tiempo, casi el 77% dio a luz de forma prematura y casi el 60% de estos bebés nacieron con bajo peso. «Esto es una tragedia», definió la especialista, y alertó que la aceptación de la vacuna anticovid entre gestantes «aún es muy baja» en la región.

«Las tasas de morbilidad y mortalidad de coronavirus entre las mujeres embarazadas son significativamente más altas en América en comparación con otras regiones, lo que indica que los beneficios de la vacunación superan con creces los riesgos», detalló Etienne al instar a personas embarazadas –después del primer trimestre- y en período de lactancia a inocularse contra el coronavirus.

La evidencia ha mostrado que las mujeres con Covid-19 durante el embarazo tienen más probabilidades de tener un parto prematuro y muerte fetal que las mujeres no contagiadas con el virus.

«En América, las mujeres representan solo el 30% de los expertos que dan forma a las estrategias nacionales contra el Covid-19, sin embargo, más del 70% de nuestros trabajadores de atención médica de primera línea son mujeres”, contrastó Etienne. Y pidió que las mujeres tengan «voz y voto» en la recuperación de la pandemia.