Julián Álvarez encabeza una de las tres listas para concejales del Frente de Todos que se enfrentarán en las elecciones primarias del 12 de septiembre en Lanús. Competirá contra Agustín Balladares, director de Agenda Política de la Jefatura de Gabinete nacional, y el presidente del Instituto de Loterías y Casino bonaerense, Omar Galdurralde. El ex viceministro de Justicia de Cristina Kirchner y presidente del Instituto de Estudios para la Administración Local (IDEAL) Lanús habló con Tiempo sobre las diferencias con el resto de los precandidatos peronistas. Y aseguró que las internas definirán “cuál es el espacio que mejor representa al FdT para enfrentar al intendente” y jefe de campaña de Juntos, Néstor Grindetti.

-¿Por qué no se pudo lograr la unidad en Lanús?

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

-En el caso de Lanús me parece bien que se haya dado esta interna porque las listas que se presentan expresan cosas distintas. Agustín Balladares encabeza la lista del Movimiento Evita y Omar Galdurralde la lista del PJ local, presidido por el ex intendente Darío Díaz Pérez. Y después está nuestra lista que si bien es amplia porque está Víctor de Gennaro, que no es un kirchnerista puro, o Natalia Gradaschi de Nuevo Encuentro. En general es una lista de pibes y pibas que empezaron a militar cuando murió Néstor Kirchner en 2010. Entonces somos la lista con más representación del kirchnerismo. Claramente expresamos cosas distintas y esto se vio en el cierre de listas. Con el sector de Darío Díaz Pérez tenemos miradas muy distintas. Consideramos que la década ganada en Lanús no se vio reflejada: del 2003 al 2015 el país creció muchísimo y en la gestión municipal eso no se vio, como sí pasó en Lomas de Zamora o en Avellaneda. De ahí parten las diferencias y está bien que la gente elija cuál es la mejor expresión que puede enfrentar al intendente, que es nuestro objetivo central: ganarle a Grindetti.

-¿Cómo ve la gestión del intendente Grindetti?

-Grindetti gestionó tres meses de la pandemia desde Capital Federal. Gestiona Lanús desde CABA. No podía cruzar y pedía disculpas a los vecinos por no poder venir al distrito. En el último año y medio no pisó un hospital, en plena pandemia. Es una gestión que cuando dice que va a arreglar las plazas, arregla las del centro, no las de la periferia. Es así con todos los temas: pone barrenderos en las zonas comerciales, arregló cuatro o cinco clubes de barrio, cuatro o cinco centros de jubilados en el centro. Tiene una política que discrimina al distrito.

-¿Qué proyectos va a llevar al Concejo Deliberante si es electo?

-Lo primero que queremos discutir es el proyecto que quieren aprobar para privatizar el cobro de las tasas municipales. Quieren delegar los morosos a un estudio jurídico para que persigan a los vecinos, cuando hay que dejarlos trabajar. Con el Instituto IDEAL tenemos muchos proyectos para llevar al Concejo porque queremos gestionar el municipio. Tenemos proyectos en seguridad, en salud. Queremos que haya pediatras en las salitas las 24 horas, queremos que haya cámaras de control de patentes para que no vengan a Lanús a robar. Lanús tiene el doble de robos que hay en Avellaneda y la mayoría son cometidos por personas que no viven en el distrito.

-¿Qué se pone en juego en estas elecciones a nivel provincial y nacional?

-A nivel nacional y provincial el objetivo es poder continuar con la agenda que vienen marcando tanto Alberto Fernández como Axel Kicillof y que pudieron llevar adelante pese a la pandemia. Necesitamos un respaldo al gobierno provincial y nacional para poder ratificar esta línea y, a nivel local, necesitamos dar la discusión sobre quién es el espacio que mejor representa al Frente de Todos en Lanús para poder, en noviembre, marcarle la cancha a Grindetti. Y decirle que no puede convertir al Concejo Deliberante en una escribanía. Ni pueden dirigentes elegidos por nosotros terminar aprobándole todos los proyectos al intendente. Nosotros tenemos que ser una oposición responsable pero no podemos entregar la discusión, siendo una escribanía de la gestión municipal. Es increíble que concejales elegidos por nuestro espacio voten la privatización de las tasas o elijan al candidato a defensor del pueblo que Grindetti quería. Esto no puede pasar nunca más en nuestro municipio.