El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, denunció que un grupo “organizado” protagonizó hoy hechos de violencia en la sede de su municipio, en un acto que “nada tuvo que ver con la práctica democrática de pedidos” ni con una “protesta social”.

“Estando acá en el municipio se acercó una manifestación integrada por unas 1.500 personas de distintos sectores políticos y, si bien cuando vienen a manifestar entregan un petitorio o se acercan a conversar con un área específica, en este caso no tuvo nada que ver con eso”, explicó Insaurralde en declaraciones a C5N.

El jefe comunal relató que los manifestantes “se juntaron en la plaza y un grupo reducido, de unas 80 a 100 personas”, intentó ingresar por el sector de acceso que corresponde al personal, sobre la calle Manuel Castro.

“Por suerte los empleados municipales comenzaron a forcejear”, destacó Insaurralde, pero contó que algunos de ellos ingresaron, “rompieron vidrios y molinetes y llegaron hasta la primera parte del hall central”. En ese momento, dijo, “llegó la policía y los violentos comenzaron a prender fuego” en el edificio.

Tras lo sucedido, los intendentes e intendentas de la Tercera Sección Electoral del Frente de Todos manifestaron su absoluto repudio a los violentos hechos sucedidos en el Municipio de Lomas de Zamora. “La violencia nunca es el camino y es repudiable desde cualquier sector que provenga”, expresaron en un comunicado.

En el texto también reconocieron “todo el trabajo y el permanente acompañamiento del intendente lomense, Martín Insaurralde, hacia las personas que se encuentran en un estado de mayor vulnerabilidad social y su compromiso permanente de trabajar por una mayor inclusión social”.

Por eso, llamaron a “resolver esta situación por lo carriles del diálogo y el consenso, que son los que nuestra democracia demanda”.