La Provincia prevé construir más de 33 mil viviendas sociales

En el contexto del conflicto de Guernica, Kicillof lanzó el Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Hábitat.
(Foto: Ministerio de Desarrollo Territorial y Habitat)
4 de octubre de 2020
El gobierno provincial anunció esta semana el Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Hábitat que prevé la construcción de 33.600 viviendas sociales y la generación de 91 mil lotes con servicios, entre otras medidas, para comenzar a paliar el déficit habitacional en la Provincia. El programa será motorizado por la flamante Unidad Provincial de Tierra y Vivienda que ya está terminando de armar el primer mapa de tierras de la Provincia.

El Registro de Suelos Urbanos, como se denomina, tiene por objetivo relevar las tierras –públicas, privadas, con herencia vacante, con y sin servicios– disponibles para planificar la construcción de viviendas y de lotes. A este mapa se le suma el Registro de Demanda Habitacional, que estará a cargo del Instituto de la Vivienda, donde deberán inscribirse los bonaerenses con problemas de acceso a la vivienda. El plan que anunció Axel Kicillof prevé la construcción de 33.600 nuevas viviendas, por valor de 85.679 millones de pesos; la reactivación de obras de 9738 viviendas por 9880 millones; la generación de 85.353 lotes con servicios, por 10.120 millones, y 507 proyectos de urbanización en barrios populares, por 33.222 millones. También incluye 18.426 obras de mejoras habitacionales y de hábitat, por 11.509 millones, y unas 6213 viviendas y 5846 lotes del plan Procrear, por 39.776 millones. 

Según los datos del Ministerio de Infraestructura, el déficit habitacional es de 900 mil viviendas, una problemática que se profundizó en los últimos cuatro años. Kicillof explicó que, desde 2009 a 2015, se construyeron aproximadamente 6.600 viviendas por año, pero que ese número bajó a sólo 2 mil por año a partir de 2016.

Al presentar el plan, el gobernador remarcó que “es el comienzo de una solución que lleva tiempo” y agregó: “Probablemente no se solucione inmediatamente, pero ahora el Estado nacional, provincial y municipal no se borra”. También subrayó, en referencia a la toma de tierras, que “el problema de la falta de vivienda no se resuelve yendo contra la propiedad de otro”. «

En Tiempo Argentino hacemos periodismo sin fines de lucro. Y entendemos nuestro trabajo como una construcción. Construimos lazos cooperativos. Y construimos una agenda noticiosa que se guía por los temas socialmente relevantes, por eso abordamos problemáticas habitualmente marginadas de los otros medios de comunicación masivos.

La emergencia habitacional, visibilizada en toda su crudeza por la pandemia, es uno de esos temas, que otras empresas informativas suelen narrar jerarquizando la posición del lobby inmobiliario. Consideramos que explorar los conflictos alrededor del techo y la tierra, y dar voz a los protagonistas de estos debates por el derecho a la vivienda y a un hábitat digno, resulta imprescindible en el contexto de una crisis que obliga a reinterpretar los desafíos de la planificación urbana.

Habitat & Pandemia es una producción de Tiempo Argentino realizada gracias a la cooperación de la Fundación Rosa Luxemburgo