En casi dos años de pandemia, entre tantas cosas que aprendimos, sabemos que los partes oficiales del Ministerio de Salud durante los fines de semana y feriados, son apenas una muestra de la situación real.

Lo centros de testeos y los laboratorios trabajan menos horas, en la Argentina y en todos los países del mundo, por lo tanto las cifras suelen ser falsamente alentadoras.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese contexto, aprendimos también que la mejor manera de acercarnos a un escenario epidemiológico real, es tomar el promedio semanal de casos, internaciones y muertes.

En ese contexto, el crecimiento de contagios de los últimos días superaró los 10 mil de promedio, lo que grafica el aumento exponencial de la transmisión del virus. En el mismo sentido, se incrementó la positividad de las personas que se testean.

Si hablamos de hospitalizaciones e internaciones en terapia intensiva -el verdadero dato que las autoridades sanitarias siguen con mucha atención y algo de temor-, los datos por ahora muestran un panorama un tanto más favorable. Sin embargo, este domingo el Ministerio de Salud confirmó 820 pacientes en UTI con Covid-19, contra los 797 informados el domingo 19 de diciembre. Así, el incremento en solo siete días fue del 3%, lo que sería realmente poco si no fuera porque, en realidad, ese porcentaje corresponde a personas infectadas hace 14 días, o sea, cuando la explosión de datos aún no había comenzado.

Finalmente, este domingo se informaron15 fallecimientos, un índice que por ahora sigue mostrando el descenso sostenido iniciado hace varios meses.