En medio de la mayor crisis política del gobierno de Alberto Fernández, un reclamo vuelve a la calle: el que exige una Ley de Acceso a la Tierra, impulsado por la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Tierra con un acampe frente al Congreso que comenzó este lunes y se extenderá hasta este martes.

“En este momento de crisis, de debate sobre cómo se sigue gobernando, entendemos que es dando avances sobre lo que se comprometió: dando propuestas concretas como esta ley. Con cambio de nombres, cambios de gabinete, se discuten cuáles son los rumbos de las políticas públicas y para nosotros es este: acceso a la tierra para las familias que producen más del 60% de los alimentos, pero sólo acceden al 13% de las tierras”, resumió Rosalía Pellegrini, de la UTT.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Recordó que el presidente Alberto Fernández se reunió con pequeños productores y productoras a principios de año en función de este compromiso, pero “desde entonces la ley poco caminó en el Congreso. Va muy lento, hay falta de voluntad. Y queremos saber qué pasa, para poder trabajar en función de resolver”. Pellegrini remarcó: “No queremos un gobierno de empresarios, con tarifazos, pero hoy cualquier familia argentina tiene un problema grave para acceder a los alimentos. Se dejó la mano muy suelta a corporaciones para que subieran los precios”.

Desde la UTT entienden al alimento como “un derecho humano” por lo que “tiene que haber políticas públicas sobre esto”. En concreto, elaboraron una propuesta de producción agroecológica. Que implica analizar “qué queremos comer los argentinos”. Desde el acampe, Pellegrini señaló que “para resolver precios no se tienen que sentar con corporaciones. Se tienen que sentar con nosotros”.

La medida constituye también una propuesta directa ante los cambios de gabinete. Apunta a Julián Domínguez, flamante Ministro de Agricultura: “Lo invitamos a sentarse con la UTT en una mesa de trabajo para planificar una política agroalimentaria que verdaderamente alimente. Primero, a argentinos y argentinas. Después pensamos cómo exportar alimentos y diversificar”.

La ley que impulsan propone un plan de créditos blandos para que pequeños productores puedan acceder a una tierra propia. Se presentó por primera vez en septiembre de 2016 y por tercera vez en octubre de 2020. Hasta ahora, ni siquiera tiene dictamen de comisiones. En el marco del acampe de reclamo hay “feriazos, verdurazos y florazos”, así como radio abierta, charlas y festival de cierre para exigir Ley de Acceso a la Tierra Ya.