No es la primera vez que el PRO de la Ciudad de Buenos Aires incita a una cruzada de “pobres contra pobres”, en este caso de vecinos contra vecinos.

Hace siete años inauguraba el recordado 0800 “Buchón”, una línea de atención telefónica gratuita para recibir denuncias sobre ‘intromisión política’ en los colegios de la Ciudad. Al poco tiempo, en 2017, la gestión de Rodríguez Larreta habilitó una nueva línea de atención telefónica para denunciar si en las aulas se hablaba sobre Santiago Maldonado, el joven desaparecido en un contexto de represión al mando de Patricia Bullrich. A todos estos hechos, que resultan violatorios de los derechos humanos, de libertad de expresión y de participación política de los alumnos, entre otras cuestiones; se les suma una nueva medida que apunta en un mismo sentido.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Ahora el Gobierno de la Ciudad busca que vecinos y vecinas de diferentes barrios se denuncien entre sí, al ver los autos mal estacionados en las inmediaciones de sus viviendas. Este mediodía el ejecutivo porteño, mediante el Decreto Nº 251/22, puso en marcha el proceso de licitación para renovar el sistema de grúas de acarreo. Entre los principales puntos se encuentra la división de la Ciudad en tres zonas, cada una operada por una empresa diferente, para expandir el servicio a todos los barrios porteños. El presupuesto para la licitación supera los 53.300 millones de pesos ($ 53.384.785.032)

Hay dos modificaciones centrales tras la licitación: ahora será el gobierno de la Ciudad quien recaude en forma directa el costo del acarreo, cosa que antes no ocurría; y los vecinos podrán solicitar el servicio de una grúa de acarreo al detectar algún vehículo en infracción, mal estacionado, en cualquier calle de la ciudad, en la puerta de su casa, al lado o en las inmediaciones de su hogar.

La denuncia se podrá realizar mediante Boti (el canal de atención a través de Whatsapp), la línea telefónica 147 o en los perfiles de las redes sociales de Twitter, Facebook o Instagram. Desde la Secretaría de Transporte y Obras Públicas explicaron que las grúas no realizarán ningún patrullaje por la Ciudad, sino que se trasladarán hacia un lugar determinado de acuerdo a la demanda en tiempo real.

Las empresas que deseen participar de esta millonaria licitación, pueden presentar sus ofertas hasta mediados de septiembre para quedarse con el control de las tres zonas. El gobierno porteño asegura que la modificación del acarreo es para darle claridad a un mecanismo que actualmente funciona en forma irregular. Una vez definidas las nuevas prestadoras, éstas recibirán un pago mensual por el servicio ofrecido, mientras que la Ciudad percibirá el monto que deben pagar los infractores.

¿Una estrategia para mejorar el mal estacionamiento o aumentar la recaudación?

El valor actual de la multa por mal estacionamiento va desde $ 5.837 hasta $ 17.511. Y el acarreo cuesta $ 6.525. Este costo, se fija a través de una resolución del Gobierno. A partir de la implementación del nuevo sistema se requerirá una audiencia pública previa.

Según datos oficiales, entre enero de 2021 y junio de este año, el ejecutivo porteño recibió más de 200.000 denuncias por vehículos estacionados en paradas de colectivos, rampas, ochavas y otros lugares indebidos.

El promedio marca que fueron unas 500 denuncias por día. Ahora, para agilizar el sistema de denuncias entre vecinos y vecinas de diferentes barrios que estacionen mal sus vehículos, el gobierno porteño instalará en cada una de las zonas, dos playas de acarreo. Asimismo, las nuevas grúas deberán incorporar un sistema GPS y sensor de límite de velocidad para un seguimiento y control. La licitación de la concesión tendrá un plazo de 10 años.