El mismo día en el que la Provincia de Buenos Aires empezó a aplicar la cuarta vacuna para mayores de 18 años, Nicolás Kreplak dijo que se atraviesa «una ola muy grande» de casos de Covid-19.
El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires recordó que la dosis de refuerzo contra el coronavirus «va a ser de aplicación libre en la provincia» y agregó que «recién está empezando el invierno, así que la situación de riesgo se va a sostener un tiempo».

Además, llamó a intensificar los cuidados frente a la suba de casos. «Es un momento clave, hay que usar el barbijo de vuelta, la ventilación en lugares cerrados y la vacuna», sostuvo en declaraciones a Radio 10.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese sentido, el ministro apuntó: «Nosotros veníamos con vacuna libre para mayores de 50 años, que es la población de más riesgo», en tanto indicó que además es la franja etaria que recibió la dosis entre diciembre y enero, «por lo que la gran carga de los que ya pasaron cuatro meses están en ese grupo».

Asimismo, Kreplak remarcó «esperamos seguir como hasta ahora, donde casi triplicamos el ritmo de vacunación respecto al momento donde estaba yendo muy poca gente».


Sin embargo, el funcionario bonaerense sostuvo que aún falta un porcentaje bastante importante de personas que reciba la tercera dosis que «se olvidaron» y apuntó a la franja etaria entre los 30 y 40 años, y quienes ahora que se observa un incremento de los casos «decidieron que es el momento».

Al ser consultado sobre los vacunatorios, Kreplak explicó que se fueron readecuando ya que oportunamente se habían utilizado lugares con mucha actividad social, como centros deportivos y clubes, en función de que recuperaron sus actividades.

Foto: PRENSA GBA


Por otra parte, al ser consultado respecto a la vacunación libre, Kreplak remarcó que en el plan para personas mayores de 18 años, «todos pueden ir a la provincia de Buenos Aires para recibir su vacuna» e incluso indicó que en la Casa de la Provincia de Buenos Aires, ubicada en Avenida Callao al 237, en pleno centro porteño, funciona un vacunatorio donde podrán acercarse durante la semana y podrán inocularse sin necesidad de sacar turno; igual que en Tecnópolis durante el fin de semana.

En tanto, remarcó: «Es necesario explicar en la situación epidemiológica en que nos encontramos y cuál es el protocolo ya que estamos ante una ola muy grande», y dijo que si bien la estrategia de control de seguimiento de los pacientes ha cambiado, aun ante la enorme cantidad de casos, «no han aumentado las internaciones por Covid-19», por lo cual recomendó reforzar las medidas de precaución individuales para reducir el riesgo de enfermarse y las generales que son la vacunación.

En ese sentido, Kreplak precisó que «ante la presencia de síntomas que parecen un resfrío, y si no tiene condiciones de riesgo, uno tiene que aislarse hasta que se le pasen esos síntomas», o cinco días desde su inicio según el protocolo.

Asimismo, el funcionario bonaerense remarcó que no es necesario un test para presentar en el trabajo, ya que cualquier profesional de la salud indicaría esos cinco días de reposo, que es un periodo de aislamiento, y sobre los cinco días restantes desde el inicio de los síntomas «uno puede ir a trabajar pero evitar situaciones de riesgo con barbijo todo el tiempo mucha ventilación y evitar estar cerca de personas que puedan enfermarse gravemente», concluyó.