En plena hora pico, todo colapsó. Alrededor de las 18:15 horas del martes se produjo un gran apagón en buena parte de la Capital Federal y del partido de La Matanza y que, según lo informado por ambas empresas, los afectados fueron 455.229 usuarios. 

A esa misma hora, colapsaba la web del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), que habitualmente informa sobre la cantidad de usuarios afectados, los motivos de la falta de servicio y la duración, al menos aproximada, de los cortes de luz que se producen diariamente y que recrudecen los días de altas temperaturas. La empresa EDENOR informó a través de las redes sociales que el motivo del apagón fue el incendio de una subestación en Morón.

Los barrios afectados en una instancia inicial fueron Palermo, Recoleta, Villa Crespo, Nuñez, Colegiales, Chacarita y Saavedra, por lo que se deduce que son más de 100 mil los hogares sin electricidad, sólo en la Ciudad de Buenos Aires. Luego, la empresa Edesur, a través de su Twitter explicó, “una falla externa a la red de distribución eléctrica de Edesur originó interrupciones en el suministro en los barrios porteños de Villa del Parque, Devoto, Villa Crespo, Santa Rita, Caballito y Almagro”. 

Al mismo tiempo, Metrovías, a  causa de estos problemas de energía eléctrica, anunció el corte del servicio de subte de las líneas B y D, y se provocó un verdadero caos entre quienes intentaban volver a sus casas. También se interrumpió el servicio de los ramales de trenes de Urquiza y Sarmiento. 

El miércoles antes del mediodía, de acuerdo al estado de servicio emitido por Edesur, los damnificados en la jornada del martes fueron 234.100 usuarios en la zona en la que presta servicio, mientras que Edenor comunicó en las localidades y barrios que abarca la empresa, los damnificados fueron 221.199.