Entre la guerra y el FMI pareciera que ya no hay más pandemia. Pero la hay. Este sábado se registraron 2.986 nuevos casos y 71 fallecidos. Cifras naturalizadas, que están a la baja pero que aún se mantienen en números relativamente altos. Sobre todo, de cara al otoño, donde se espera un crecimiento de los contagios. En CABA, de hecho, los infectados dejaron de descender y el ministro Fernán Quirós ya anunció una posible suba. La vacunación, entonces, vuelve a ser esencial, especialmente en los más chicos, con el inicio del ciclo lectivo y las nuevas cepas. En ese marco, el Ministerio de Salud de la Nación anunció que la vacuna Moderna fue aprobada para las niñas y los niños de 6 a 11 años.

La Dirección de Evaluación y Registro de Medicamentos (DERM) dependiente del Instituto Nacional de Medicamentos, finalizó la evaluación de la documentación provista por el laboratorio productor norteamericano ModernaTX Inc. sobre el estudio clínico correspondiente a niñas y niños de esa franja, que hasta ahora se dieron Sinopharm, y empezarán a recibir también Pfizer pediátrica. A ellas dos se suma Moderna.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

De acuerdo a los resultados obtenidos, la Administración Nacional de Medicamentos Alimentos y Tecnología (ANMAT) recomendó (según el informe IF-2022-22630342-APN-DERM#ANMAT) la incorporación de la vacuna ARNm contra SARS COV-2 en el grupo etario de referencia.

«Así, se busca ampliar aún más las opciones para la vacunación en la población pediátrica contra la COVID-19 no sólo por el impacto positivo que esto promueve de manera individual sino también como sostenimiento de la protección a nivel comunitario», mencionaron en la cartera que conduce Carla Vizzotti, y ampliaron: «Los estudios concluyen que la efectividad de la vacuna en las niñas y niños de 6 a 11 años cumple con los criterios de éxito que han sido especificados en términos de inmunogenicidad y seguridad. Los datos referentes a la seguridad y eficacia apoyan la administración de un esquema primario compuesto por dos dosis de la mencionada vacuna con al menos 28 días de intervalo entre ambas aplicaciones».

Previo a la autorización en Argentina, la vacuna de Moderna ya había sido aprobada para niñas y niños de entre 6 y 11 años por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y Australia.

Una vez efectuadas las reuniones de consenso con ministros, ministras y comisión de expertos para la definición de los lineamientos técnicos y las recomendaciones, estará disponible para seguir fortaleciendo la vacunación en este grupo etario. «De esta manera, Argentina sigue reforzando todas las instancias para alcanzar los más altos niveles de cobertura en toda su población, lo cual ha generado un impacto sanitario positivo que se ve reflejado en la disminución de las hospitalizaciones y muertes por Covid-19 y la reducción en la tensión del sistema sanitario», concluyeron desde Salud.