Este 17 de agosto es el último en el que el billete de cinco pesos con el rostro de Don José de Martín tiene curso legal. Por resolución del Banco Central, desde el 1 de febrero de 2020, los papeles con su rostro que no sean devueltos a los bancos pasarán a ser artículos de colección y nada más que eso. Pero los homenajes al Libertador de América sobrevivirán a la decisión de la entidad presidida por Guido Sandleris, al menos en la Ciudad de Buenos Aires, donde siete calles llevan su nombre.

A pesar de que la mayoría tiene relación con San Martín, no todas tienen vínculo con el general del Ejército de Los Andes. Para empezar, el Banco Central de la República Argentina atraviesa toda la manzana en la que se encuentra y se puede ingresar tanto por Reconquista como por San Martín. Esta calle recibió en 1849 su nombre en por el Santo. Antes se llamaba Catedral, mientras que la actual Reconquista era, justamente, San Martín. A unas cuadras de allí, se encuentra la Catedral de Buenos Aires, y en su interior, el Mausoleo donde descansan los restos del Libertador. En Palermo, San Martín de Tours, patrono de la Ciudad de Buenos Aires, tiene su calle de cuatro cuadras, y en Lugano, hay un pasaje en honor a Hebe San Martín de Duprat, docente y militante de la educación infantil.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Curiosamente, la única calle que se refiere estrictamente a José de San Martín es la Avenida del Libertador, aunque no siempre se lo mencione con nombre y apellido para referirse a la arteria que une Retiro con la General Paz, y que fue inaugurada por el presidente Juan Domingo Perón en 1950, año del centenario de la muerte prócer. 

¿Y la Avenida San Martín? El trayecto que va desde el Cid Campeador hasta la Provincia de Buenos Aires originalmente se llamaba “Camino a San Martín” porque desemboca en el partido cuyo nombre sí homenajea al Libertador. Esta avenida es cortada por dos líneas de tren: la San Martín y la Urquiza, que tiene una estación llamada El Libertador en el cruce con esta arteria.

Además, tanto la esposa como la madre de San Martín tienen sus calles. Por un lado, Remedios de Escalada de San Martín nace en Avenida Warnes, recorre siete cuadras hasta la calle Espinosa, a metros de la Avenida San Martín (no la atraviesa). Del otro lado de la Juan B. Justo vuelve a nacer y llega hasta Lope de Vega. Y por el otro, Gregoria Matorras de San Martín es una calle lateral a las vías del Belgrano Sur, en Villa Soldati, que tan solo tiene cuatro cuadras de largo.

Otros calles en homenaje al Padre de la Patria

En Almagro está la Yapeyú, en tributo a su pueblo natal, y en Balvanera, la ciudad en la que murió: Boulogne Sur Mer.

Sus batallas también hoy son calles: San Lorenzo, en San Telmo, rememora el combate los realistas en 1813; Chacabuco, en el mismo barrio, recuerda la batalla en la que venció a los realistas en Chile en 1817; y Maipú, en el centro porteño, se llama así por el enfrentamiento decisivo en la independencia del país trasandino. Tanto Maipú como la calle San Martín llegan a la Plaza San Martín, llamada así desde 1878, año del centenario del nacimiento del Libertador. Frente a la Plaza se erige el Palacio San Martín, sede la Cancillería argentina. Allí, además, está la estación de subte San Martín.