El sábado pasado Tecnópolis en Villa Martelli fue utilizado durante dos horas de manera exclusiva por los funcionarios del Ministerio de Educación para que llevaran a sus hijos a que disfruten del lugar sin el público habitual y los movimientos normales del predio.

Según cuenta en su blog la periodista Mariana Moyano, el jueves y el viernes algunas zonas estuvieron cerradas al público general para prepararlas especialmente para el evento del sábado. Y ese día de 10 a 12 los hijos de los funcionarios pudieron disfrutar de Tecnópolis de manera especial: al parecer todo lo que se armó los días anteriores para esas dos horas se desarmó luego sin dejar ningún aporte. Además, los trabajadores debieron entrar antes ese día y trabajaron dos horas extras. Mientras, los visitantes debieron esperar afuera una hora para poder ingresar: en vez de abrir a las 11 como hace normalmente, el predio el sábado abrió sus puertas al público a las 12.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Al evento privado, en tanto, asistieron aproximadamente 45 adultos que forman parte del personal jerárquico del Ministerio de Educación de la Nación. Entre los asistentes estaban el Ministro de Educación y Deportes de la Nación, Esteban Bullrich; el jefe de Gabinete de esa cartera, Diego Marías; el director Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado, dependiente de la secretaría de Políticas Universitarias, Pablo Domenechini; el secretario de Deportes de la Nación, Carlos Mac Allister; y el propietario de la productora que construyó el galpón del Ministerio de Educación en Tecnópolis.

También podés leer:

>Tecnópolis se va rápido y se alquila a privados