La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (Agtsyp) se declaró este jueves en estado de alerta por “el accionar demostrado durante los últimos días por la empresa Metrovías” en relación al cronograma de servicios en la línea C, y denunció que se observaron “trenes abarrotados y pasillos colmados”.

Ante el aumento de pasajeros en las últimas semanas, la empresa concesionaria busca aumentar la frecuencia y extender los turnos de trabajo. Los metrodelegados apuntaron a “una actitud caprichosa” para diagramar el servicio en la Línea C sin consultarles, que aumenta el riesgo de contagio de trabajadores y usuarios.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

A eso se suma “la falta de controles en los accesos, responsabilidad compartida entre la empresa y el Gobierno de la Ciudad, lo que deriva en un incremento injustificado de pasajeros, que agrava el problema”.

En lo que va de la cuarentena, los trabajadores del subte contabilizaron 94 casos positivos de Covid-19 y 3 fallecidos.

Los trabajadores de la salud de la Ciudad también cuestionaron las medidas de seguridad tomadas por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta en los hospitales porteños.

Tras la muerte de una enfermera del Hospital Durand, desde ATE Capital señalaron que ya son 8 los trabajadores y las trabajadoras fallecidas desde el comienzo de la pandemia y que debieron recurrir a la justicia para que se garanticen los elementos de seguridad e insumos.

“Las y los trabajadores estamos todos los días poniendo el cuerpo, enfrentándonos a un virus desconocido en condiciones de vulnerabilidad, con salarios de miseria y sin la protección adecuada, como indican los protocolos sanitarios del Ministerio. Es mucho el cansancio acumulado y nulas las respuestas del Gobierno”, señalaron desde el gremio.

“Mientras en la televisión se discute sobre si “runners” sí o “runners” no, nosotrxs estamos dejando la vida por nuestro pueblo, sin ni siquiera barbijos dignos para evitar que nos contagiemos y que de esta manera el virus no se propague”, denunciaron y señalaron que el gobierno de la Ciudad se niega a recibirlos y a atender sus reclamos falta de insumos y personal necesarios.