El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este jueves el cuarto caso de viruela símica en el país a partir del resultado positivo de la prueba de PCR que llevó adelante el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (INEI) de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud Malbrán. Se trata de un hombre de 45 años que vive en el departamento Godoy Cruz, provincia de Mendoza, y que había viajado a España en los últimos 21 días.

«La persona comenzó a presentar fiebre mayor a 38°, inflamación de los ganglios linfáticos y exantemas vesiculares el pasado 15 de junio, el 19 se notificó el caso sospechoso y el 21 se derivaron las muestras al laboratorio nacional de referencia con resultado positivo de la PCR para viruela símica. Al momento, su estado de salud es bueno y se encuentra cumpliendo el aislamiento correspondiente», informó la cartera sanitaria conducida por Carla Vizzotti.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El primer caso de viruela símica en el país se confirmó el 27 de mayo: fue un hombre de 40 años residente de la provincia de Buenos Aires con antecedente de viaje a España. Ese mismo día se confirmó también el segundo caso de esta enfermedad en un hombre de 49 años, residente de España, de visita en la provincia de Buenos Aires y sin nexo con el primer caso. El tercero fue confirmado el 9 de junio en un ciudadano de 36 años residente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y sin antecedente de viaje. «A la fecha, no se han registrado casos secundarios a partir de los cuatro casos confirmados», remarcaron en Salud.

Según los datos de la Organización Mundial de Salud (OMS), tomando la distribución geográfica de contagios de viruela símica en países no endémicos, entre el 1 de enero y el 15 de junio se confirmaron 2103 casos: 1773 se dieron en Europa, 64 en África, 245 en América, 14 en la región del Mediterráneo Oriental y 7 en la región del Pacífico Occidental.

Recomendaciones del Ministerio de Salud

Según informó la cartera sanitaria, la viruela símica se transmite de una persona a otra por contacto cercano con lesiones, partículas respiratorias y materiales contaminados, como la ropa de cama. En los brotes registrados en Europa, los cuadros clínicos generalmente fueron leves, y la mayoría de los casos presentan –al igual que los detectados hasta ahora en Argentina– lesiones en diferentes partes del cuerpo, incluyendo genitales o el área perigenital, «lo que indica que la transmisión probablemente ocurra a través del contacto físico durante actividades sexuales».

Los síntomas más frecuentes son fiebre, dolor de cabeza, muscular o de espalda, inflamación de ganglios y cansancio. Entre uno y cinco días después se agrega erupción en la piel, que pasa por distintos estadios hasta formar una costra que luego se cae. Las personas infectadas contagian hasta que se hayan caído todas las costras.

«Se está observando en los casos fuera del continente africano que la presentación puede ser atípica ya sea con pocas lesiones o incluso una sola; lesiones que comienzan en el área genital o perineal/perianal y no se extienden más; lesiones que aparecen en diferentes etapas (asincrónicas) de desarrollo; y surgimiento de lesiones previas a la aparición de ganglios linfáticos inflamados, fiebre, malestar general u otros síntomas», agregaron.

Los modos de transmisión durante las relaciones sexuales siguen siendo desconocidos. Si bien se sabe que el contacto físico cercano puede conducir a la transmisión, no está claro aún qué papel juegan los fluidos corporales sexuales, incluidos el semen y los fluidos vaginales.

Las medidas de prevención incluyen evitar el contacto estrecho con casos confirmados y con personas que presenten síntomas compatibles.

Quienes presenten alguno de los síntomas descriptos deberán consultar de manera inmediata para ser evaluados por un profesional de la salud. Además sugieren utilizar barbijo adecuadamente colocado y evitar contactos estrechos con otras personas.