El aislamiento social, preventivo y obligatorio tiene diferentes niveles de apertura en distintos distritos del país. Es que de acuerdo a la cantidad de casos y la curva de contagios muchas jurisdicciones van retomando las actividades de acuerdo a protocolos que preserven la salud de los habitantes. Este viernes fue el turno de cinco municipios del Conurbano bonaerense en el que se habilitaron actividades comerciales e industriales además de la Lotería provincial que para beneplácito de los jugadores se permitió en todo el territorio provincial.

Las medidas propuestas por los municipios a la provincia y luego por esta al gobierno nacional se plasmaron en tres resoluciones firmadas por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y que  fueron publicadas este viernes en el Boletín Oficial.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En el caso de las agencias de lotería, la norma puntualiza que la provincia de Buenos Aires deberá «dictar las reglamentaciones necesarias para el desarrollo de la actividad, autorizando la apertura en forma gradual y pudiendo limitar el alcance de la excepción a determinadas áreas geográficas o a determinados municipios». Asimismo, aclara que se debe «establecer requisitos específicos para su desarrollo que atiendan a la situación epidemiológica local y a las características propias del lugar, con el fin de minimizar el riesgo de propagación del virus». Por supuesto para esa y todas las actividades no esenciales ni dueños ni empleados podrán utilizar el transporte público y tendrán que tramitar el certificado habilitante.

Tigre: se autorizó la reapertura de la industria naval y la fabricación de productos metalúrgicos, maquinaria y equipos; y de productos minerales no metálicos (excepto cemento y cerámicos).

San Isidro: Se aprobó la vuelta de la industria náutica y el mantenimiento de embarcaciones.

Malvinas Argentinas: se permitió que se libere la industria automotriz y autopartes; electrónica y electrodomésticos; indumentaria; metalurgia, maquinaria y equipos; gráfica, ediciones e impresiones; madera y muebles, cemento; productos textiles; bicicletas y motos; química y petroquímica; plásticos y subproductos; y cerámicos.

Esteban Echeverría: se liberó la industria de la fabricación de papel y de productos de papel.

Almirante Brown: se aprobó la reactivación de la indistria automotriz y autopartes; metalurgia, maquinaria y equipos; madera y muebles; cemento; productos textiles; química y petroquímica; y calzado.

Por supuesto, “para disminuir el riesgo de contagio del COVID-19″, todas las actividades deben respetar protocolos sanitarios que aseguren el distanciamientos social y la higiene que requiere la pandemia.