Nueve personas murieron y 244 fueron diagnosticadas con coronavirus en las últimas 24 horas en Argentina, con lo que llegan a 314 los fallecimientos y a 6.278 los contagiados desde el inicio de la pandemia, en una jornada donde el ministro de Educación Nicolás Trotta, dijo que agosto es uno de los escenarios posibles que se trabaja con las provincias para el retorno a las aulas, pero que esa resolución “no es una decisión educativa, sino epidemiológica”.

En su reporte diario, el Ministerio de Salud informó que del total de casos, 932 (14,8%) son importados, 2.802 (44,6%) contactos estrechos de casos confirmados, 1.835 (29,2%) casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

De las 9 nuevas muertes registradas, cinco correspondieron a hombres: dos de 74 y 38 años, residentes en la provincia de Buenos Aires, dos de 73 y 83 en la Ciudad de Buenos Aires (CABA), uno de 75, residente en la provincia de Chaco y cuatro mujeres, dos de 85 y 83 años, residentes en territorio bonaerense, una de 91, en la Ciudad de Buenos Aires, y otra de 64 años, en la provincia de Río Negro, por lo que el número de fallecidos asciende a 314.

En tanto, el ministro Trotta, señaló que agosto es uno de los escenarios posibles que se trabaja con las provincias para el retorno a las aulas, pero que esa resolución “no es una decisión educativa, sino epidemiológica”, y será cuando se “logre minimizar los riesgos de circulación” del coronavirus.

El funcionario nacional, en declaraciones a canal 12 de Córdoba, aclaró además que deberán cumplirse “los protocolos que vamos a tener que llevar a las aulas para disminuir las posibilidades de contagios”.

A su vez, las 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires acordaron descartar cualquier tipo de evaluación numérica o de concepto a los alumnos sobre los contenidos que le fueron impartidos por sus docentes durante la suspensión de clases presenciales por la pandemia de coronavirus, informaron hoy fuentes del Ministerio de Educación de la Nación.

El acuerdo, que será refrendado por la Asamblea del Consejo Federal de Educación el viernes próximo, establece que la enseñanza brindada a los alumnos será “de carácter formativa, sin valor para la acreditación de saberes sino en función de una mejor orientación en el proceso de enseñanza y aprendizaje”, detallaron los voceros.

En tanto, un importante número de empresas de distintos puntos del país reanudaron hoy sus actividades y otras prevén hacerlo en los próximos días, como parte de la nueva etapa de “reapertura progresiva” iniciada con la aplicación de protocolos sanitarios adecuados a cada sector, en el marco del aislamiento por la pandemia.

Los rubros que vuelven a la actividad, hasta ahora, son los vinculados al sector automotriz y de autopartes; electrónica y electrodomésticos; textil, calzado e indumentaria, productos de tabaco, metalurgia, gráfica, madera y mueble, juguetes, laboratorios farmacéuticos, química y petroquímica, fabricación de motocicletas, bicicletas y neumáticos.

En la provincia de Buenos Aires, una nueva etapa de la cuarentena obligatoria se inició hoy con una mayor apertura en el interior y la continuidad de estrictos controles y pocas excepciones en el conurbano, mientras el gobernador, Axel Kicillof, aseguró que no aceptará “presiones” para flexibilizar el aislamiento porque prefiere ser criticado “por ser cuidadoso, que lamentar no haberlo sido”.

Si bien en el Gran Buenos Aires se permitió el reinicio de algunas actividades comerciales y la salida de niños exclusivamente para acompañar a sus padres en compras barriales, continúa restringido el transporte público y las actividades de esparcimiento en calles y plazas.

En tanto, la secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, y los ministros porteños de Salud y de Desarrollo Humano, Fernán Quirós y María Migliore, respectivamente, encabezaron el operativo de detección de casos de coronavirus en el barrio 1-11-14 de Flores, a la vez que se informó que son 616 los casos positivos en las zonas vulnerables de la ciudad.

Vizzotti informó que los contagiados en los barrios populares son el 29 por ciento del total de la ciudad de Buenos Aires, y llamó a “seguir trabajando fuertemente para seguir detectando precozmente personas que tengan coronavirus en estos barrios”.

Por otra parte, casi 100 argentinos varados en distintos puntos de Asia regresaron al país en una compleja operación logística coordinada por la Cancillería, que involucró gestiones de las embajadas en Qatar, Corea, Tailandia, Kuwait, Singapur, Japón y Brasil, y permitió converger vuelos de Qatar Airways y de Aerolíneas Argentinas hasta su arribo a Buenos Aires.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE