Ignacio Alfredo Pardo –53 años, apodado “Naco Goldfinger”, ex saxofonista de Los Fabulosos Cadillacs, condenado a ocho años de prisión por liderar un asalto en la localidad bonaerense de San Isidro– es un hombre de planes. El último: asesinar a cambio de 100 mil pesos al fiscal que lo encarceló en 2015.

La Justicia de San Isidro descubrió que Pardo, preso en la Unidad N° 48 del Servicio Penitenciario Bonaerense, le pagó 100 mil pesos a otro detenido, un hombre de 44 años con salidas transitorias, para asesinar a Patricio Ferrari, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción de Delitos Criminales de San Isidro.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

De acuerdo a las fuentes, durante una serie de allanamientos en Villa Martelli, Munro, Boulogne y Martínez, la policía incautó un fusil FAL con 80 municiones; una granada FMK8; dos pistolas 9mm; tres chalecos antibalas y cuatro uniformes de la Policía Federal.

En abril de 2017, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de San Isidro condenó al ex músico a ocho años de prisión por liderar una banda que en agosto de 2015 cometió un violento asalto a una empleada de un restaurante de San Isidro, a quien le robaron más de 80 mil pesos con la complicidad de uno de los parrilleros del local que confesó, luego, haber sido el “entregador”.

En su alegato, el fiscal Ferrari, quien estuvo a cargo de la instrucción y posteriormente participó en el juicio, explicó que Pardo era el “jefe de un clan criminal” y solicitó para él una condena de nueve años de cárcel, uno más que la pena a la finalmente fue sentenciado.

Al elevar la causa a juicio oral, Ferrari había destacado el “rol estelar” del acusado, ya que “a través de las jugosas escuchas telefónicas” se pudo establecer que “en todo momento se encargaba de coordinar y planificar los eventuales despojos que el clan criminal perpetraría”.

El Tribunal consideró a Pardo coautor de los delitos de “robo calificado por haber sido cometido en lugar poblado, privación ilegal de la libertad calificada y encubrimiento agravado por su ánimo de lucro y su habitualidad, reiterado en tres hechos”, ya que al ser detenido, el ex Cadillcs tenía en su poder autos robados, algunos de los cuales fueron usados en el asalto.

Pardo fue uno de los fundadores de Los Fabulosos Cadillacs, la banda surgida en los ’80, donde tocaba el saxo tenor y con la cual grabó los primeros cinco discos del grupo, hasta su alejamiento definitivo en 1991.