“Voy a llamar a la ambulancia para que te venga a buscar y te encierre en un loquero”, le dijo Mónica Casalini, directora de la Escuela Primaria Común Nº 25 Bandera Argentina de Retiro, a un alumno. “Mientras amenazaba a mi hijo lo apretó fuertemente en su hombro y lo sacudía. El hombro le quedó muy colorado”, denunció su mamá, Analía Maldonado Ferreyra, en diálogo con Tiempo Argentino. A raíz de esta situación el menor salió corriendo de la escuela ubicada en la calle Letonia al 100, a metros de la Villa 31.

Armando, el hijo de Analía, no solo se escapó de la escuela por miedo a la violencia ejercida sobre él por la directora de la escuela, tampoco volvió a su casa y estuvo desaparecido por varias horas. El hecho ocurrió el pasado jueves 23 de junio y recién se animó a denunciar este grave hecho su mamá en exclusiva para Tiempo Argentino. “Ese día llega mi hija mayor de 12 años sola a casa, y no vino con el hermano. Yo le pregunté porque no vino con él y ella me dijo que no lo encontró, que no estaba por ningún lado. Que terminaron de salir todos los chicos de la escuela y él nunca salió”, cuenta Analía, que recuerda haberle reprochado a su hija porque no vino con su hermano, pero sin conocer qué fue lo que había ocurrido.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Lo primero que hizo Analía fue salir a buscar a su hijo a la casa de su tía Ramona, pero allí tampoco estaba. Ambas, entonces caminaron por el barrio en busca del menor y se dirigieron rápidamente a la Escuela. “Allí nos atendieron cuatro docentes y me pareció raro que la directora no quiso dar la cara”, agrega. Las mujeres luego se dirigieron a la comisaría a realizar la denuncia, al mismo tiempo que un oficial le informó que hace unos minutos la secretaria del establecimiento educativo, llamó a esa sede policía para realicen la búsqueda del paradero de Armando.

“Fue muy larga la tarde, y apenas llegó el papá salimos a buscarlo nuevamente por el barrio, pasamos por la capilla Caacupé y por la placita que se llama Bichito de Luz, justo en frente hay unos terrenos vacío donde había varios chicos y ahí lo vimos. Lo encontramos recién pasadas las 11 de la noche”, exclama su mamá.

Una vez que pudieron hablar con su hijo, tanto Analía como el padre del menor, conocieron de fondo lo que había ocurrido y por qué Armando decidió escapar de la escuela. “Desde ese día mi hijo no quiere volver a La Banderita porque le tiene miedo a la directora”, agrega Analía.

Tiempo intentó hablar con las autoridades de la Escuela La Banderita de Retiro, y con el Ministerio de Educación de la Ciudad, que conduce Soledad Acuña, pero hasta el momento se negaron a brindar información sobre este tema.

Denuncia en el Ministerio Público Fiscal

Hay una denuncia formal contra la directora de la Escuela Primaria Común Nº 25 Bandera Argentina, Mónica Casalini, realizada por la familia de Armando, con fecha de éste jueves 30 de junio. Se la acusa de “Maltrato Infantil, de acuerdo a lo establecido por la Organización Mundial de la Salud, comprensivos de abusos, desatención física o psicológica, negligencia, que causaron y puedan causar daño a la salud de mi hijo, a su desarrollo y a su dignidad”, detalla el documento presentado en el Ministerio Público Fiscal en la Unidad de Orientación y Denuncias N° 1 de ese organismo. “Ha puesto en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, de confianza que mi familia y yo tuvimos con las personas adultas a quienes encomendé el cuidado de mi hijo de 10 años, al mandarlo a esa escuela”, agrega la denuncia.

 “Cuando estaba haciendo la denuncia en la comisaría para que busquen a mi hijo, los oficiales me contaron que no es la primera denuncia por maltrato a los chicos, que otros papas hicieron la misma denuncia pero que nunca pasó nada”, termina Analía.