Alumnos y graduados de la Escuela Metropolitana de Arte Dramático, dependiente del Ministerio de Cultura porteño, denuncian que desde el año 2010 se dejó de cumplir con la reglamentación de la Beca Podestá, que le daba la posibilidad a los mejores promedios de cada año de realizar una residencia en el Teatro San Martín de Buenos Aires. Esta especie de pasantía no sólo era una posibilidad de inserción laboral sino también la continuidad en la formación profesional en el teatro que ofrece la Ciudad de Buenos Aires. El programa beneficiaba a los alumnos de las carreras de Formación del actor/actriz y Dirección y puesta en escena.

El reclamo llegó a la Defensoría del Pueblo, desde donde observaron que a partir del año 2013 las propias autoridades del EMAD acompañan las denuncias de los beneficiarios de la beca, sin respuesta alguno por parte del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Por tal motivo, la Defensoría del Pueblo también se sumó al pedido de informes para conocer el motivo de la demora y las irregularidades en la aplicación de la Ordenanza 47.335/MCBA/93.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Con el correr de los años de incumplimientos se acumularon los becarios que esperan la efectivización de un programa que acompañe sus primeros pasos en la actuación o en la dirección. Son 14 jóvenes que piden que se cumpla con el derecho por el cual se esforzaron como estudiantes. Pese a los múltiples reclamos, que se realizaron en conjunto con directivos de la EMAD, no hubo respuesta alguna ni de la Dirección General de Enseñanza Artística dependiente del Ministerio de Cultura ni del Complejo Teatral de Buenos Aires.

Desde el EMAD se hicieron presentes en la reinauguración del Teatro San Martín, a fines del mes pasado. Allí, el Ministro de Cultura de la Ciudad, Ángel Mahler, se comprometió a estudiar el tema y a que a partir del año próximo las Becas Podestá vuelvan a tener el funcionamiento que tenían antes del 2010.