La fábrica de ladrillos Retak funciona hace 25 años en la ciudad de Victoria, en Entre Ríos, con más de 160 trabajadores. Desde la empresa, sin embargo, sostienen que la planta está en riesgo y denuncian al intendente Domingo Maiocco.

“El municipio nos intima a mudar la fábrica, una medida irracional porque este tipo de infraestructura requiere de millones de dólares de inversión para instalarse. Quieren desalojar una empresa exitosa para hacer una calle, no se entiende el real interés de esta medida”, explicó el gerente general de Retak, Fernando Vidal, cuya compañía -agrega- genera unos 600 puestos de trabajo indirectos.

“Recibimos la noticia de que el intendente quiere hacer una calle justo en el lugar de la fábrica. Quiere dejar a cada una de las familias que trabajan todos los días literalmente en la calle. Realmente no entendemos, es insólito”, agregó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Retak es una empresa nacional dedicada a la fabricación de ladrillos de hormigón celular curado y materiales de construcción. Además, es una de las principales compañías del sector privado en Victoria

“Ojalá el intendente se ponga la camiseta de Victoria como lo hicimos nosotros durante 25 años. En este momento estamos ampliando nuestra exportación, creciendo con innovación y profesionalismo. Nos dedicamos a construir y crear trabajo. La destrucción de la fábrica sería algo gravísimo para todos”, dijo Vidal.

“Desconocemos los motivos reales que hay atrás de esta injusticia. Nuestro espíritu siempre fue crecer con Retak y en Victoria. Nos enfrentamos a los vaivenes de la economía que sufrimos todos, buscamos mejorarnos para progresar juntos y crear más puestos de trabajo”, finalizó el gerente general de Retak.