“Hay falta de controles efectivos y debido a eso, se sigue infringiendo las leyes viales, produciendo hechos con víctimas fatales”, advirtió Viviam Perrone,secretaria de la Asociación Madres del Dolor, al tiempo que denunció: “En la Argentina a los políticos no les interesa el tema (de la seguridad vial) porque muchos de ellos infringen las leyes viales”.

Madres del Dolor es una asociación que protege a las víctimas de delitos en la Argentina. Viviam es la madre de Kevin Sedano, el joven que el 1° de mayo de 2002 fue atropellado y abandonado por Eduardo Sukiassian en Vicente López. Desde entonces, comenzó un camino de lucha que, entre muchos otros logros, propició el reciente cambio legislativo respecto de los delitos viales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En diálogo con mutandisonline.com aseguró que “en la Argentina ya que no contamos con estadísticas oficiales sobre la seguridad vial. Los Municipios no llevan un registro de los hechos ocurridos y menos de quienes sufren lesiones o muertes. Tenemos que basarnos en lo que nos muestran los medios, lo que vemos en la calle y por los casos que ingresan a la Asociación Madres del Dolor”.

Denunció además: “Hemos estado junto a la Agencia Nacional de Seguridad Vial desde que comenzó a funcionar pero ahora ya sentimos que ir a las reuniones que ahí se hacen son una pérdida de tiempo, ya que no hay planificación de trabajo. No acompaña el reclamo legítimo que tenemos los familiares para poder producir cambios en la legislación vigente. Cuando preguntamos por qué la ANSV no está controlando como lo hacía en la gestión anterior, se nos dijo que ‘no es su función’ ”.

Consultada sobre si las autoridades están abordando adecuadamente los factores de riesgo principales de accidentes (velocidad, casco, cinturón, alcoholemia), respondió que “como no hay un trabajo en conjunto, los controles no están organizados. Se ha visto la falta de trabajo en equipo en las diferentes rutas del país durante las vacaciones. Se ve hoy en la Panamericana, donde la Agencia no quiso poner controles de velocidad y la Provincia dice no tener suficiente personal para controlar. Como resultado, nadie controla”.

Y fue más allá, al asegurar que “en la Argentina a los políticos no les interesa el tema porque muchos de ellos infringen las leyes viales. Si realmente lo pusieran como tema ahora que hay elecciones, dando a conocer las estadísticas oficiales, la gente comenzaría a interesarse. Evidentemente la falta de interés viene de arriba hacia abajo”.

Finalmente señaló que el ministerio de Transporte debería “analizar las leyes viales, los controles efectivos en puntos clave y mantener en buen estado las rutas y calles que tenemos hoy. Panamericana es un ejemplo de total abandono”.