El miércoles 6 de octubre una cuadrilla de médicos y enfermeros del ministerio de salud de la Ciudad de Buenos Aires, se acercó a la Escuela de Educación Media EEM 1 DE 14 “Federico García Lorca”. El equipo de conducción había recibido con anterioridad el aviso de visita del equipo médico y, los estudiantes, sorprendidos, se enteraron en el momento que muchos de ellos iban a ser testeados. Entre docentes y estudiantes, fueron un total de 84 personas que aceptaron la prueba de manera voluntaria: ocho profesores y 76 alumnos. Los profesionales de la salud realizaron los testeos antígenos y en minutos obtuvieron como resultado que 34 de ellos dieron positivo, entre ellos seis docentes y el resto estudiantes.

La preocupación fue inmediata, y tanto los profesores y profesoras, como los menores de edad, le consultaron al equipo sanitario qué era lo que tenían que hacer. Ante la preocupación, la única respuesta brindada por el equipo médico fue que aquellos que tuvieron resultado positivo debían volver al colegio a realizarse un test PCR para verificar los resultados y que mientras tanto, debían aislarse.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Esperamos más de 24 horas los resultados que el ministerio dijo que nos iba a comunicar, y ya pasaron ocho días  y los resultados nunca llegaron. Ante la desesperación muchas familias decidieron testearse de manera individual y hasta la conducción, en reiteradas oportunidades, le exigió al Ministerio de Educación y de Salud de la Ciudad los resultados del PCR y nunca se lo informaron, es más, dijeron que no se solicitara más información sobre el tema”, destaca Carlos, docente de Historia de la Escuela. “La única información que nos dieron fue telefónica y de manera individual tanto a docentes como alumnos, diciendo que el PCR dio negativo, pero jamás nos mandaron el comprobante médico que dispone cada centro de testeo a la hora de informar los resultados”, agrega Carlos y remata: “Hasta nos dijeron desde el ministerio que habían enviado los resultados al Boty, pero nunca los subieron. No sé con qué fin, pero el ministerio de Educación nos oculta los resultados de los testeos de COVID”. Lo que les “hizo ruido” al equipo docente y alumnos, es que cuando les informaron los positivos, una médica del ministerio habló de un rebrote en la zona de Agronomía (donde se encuentra la Escuela), “pero después esos dichos quedaron en la nada”.

Entre las familias hay mucha intranquilidad por la falta de información y es por eso que desde el miércoles de la semana pasada, le exigen tanto al ministerio de Educación como Salud que les den los resultados por escrito. “Recibimos un llamado telefónico y nada más, pasó el fin de semana largo y luego el martes hubo clases como si nada”, detalla Carolina, mamá de una adolescente que cursa tercer año en esa escuela. “Ni la conducción del colegio ni la supervisión saben qué más hacer para obtener esos resultados”, agrega. Las familias recuerdan que un hecho similar pasó en la escuela ORT cuando hubo un rebrote de contagios, pero en aquella oportunidad la escuela cerró por una semana y solucionó el problema, y que en este caso el Ministerio de Educación de la Ciudad no permitió hacer lo mismo.

Desde el Centro de Estudiantes expresaron que “tanto la conducción como el cuerpo docente y el estudiantado quedamos completamente desamparados frente a esta situación que involucra nada menos que nuestra salud y en la que el Ministerio de Educación no nos da respuestas, actúa con irregularidad y nos niega información esencial”.

Luego de una asamblea resolvieron movilizarse esta mañana al Ministerio de Educación de la Ciudad, reclamando “una explicación clara y transparente frente a esta situación y una declaración de los resultados negativos escrita”. La movilización se realizó desde la Escuela, ubicada en Chorroarín 305, hasta el Ministerio de Educación porteño situado en el barrio de Retiro, acompañados por el sindicato docente Ademys: “Exigimos la transparencia en los datos y en la realización de los testeos PCR. Es preocupante porque pasó más de una semana y las autoridades porteñas no le garantizaron información fehaciente por escrito a las familias ni a los docentes sobre los resultados”, señala en diálogo con Tiempo, María Isabel Grau, secretaria de Prensa del gremio.

Preocupación del cuerpo docente

En una carta dirigida a la ministra Soledad Acuña, las y los docentes de la escuela afirman que: “Las familias recibieron, en algunos casos, llamados inconsistentes y, en otros, contradictorios en relación al resultado de los testeos. Lo cierto es que a la institución deben ingresar con la notificación formal de PCR negativo. Si no hubiera sido por la voluntad de la comunidad educativa, muchos de nuestros estudiantes hoy no tendrían clases. Exigimos el acompañamiento pertinente de la Supervisión quienes el día 7 de octubre hablaron con la dirección de la escuela y explicitaron de manera oral que los 34 hisopados eran negativos, función que le corresponde al Ministerio de Salud, y que frente a la falsedad de los datos, (ya que 1 de los hisopados dio positivo en PCR) nos pone en riesgo como comunidad. Exigimos que se lleve adelante la investigación pertinente y nos informen los resultados para compartirlo con el resto de la comunidad.”