Dos oficiales del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) fueron detenidos este martes mientras intentan hallar a una tercera acusada, sospechada de ser la autora del crimen de Federico Rey, un preso asesinado en el penal bonaerense de Florencio Varela.

Los detenidos fueron un subprefecto y un prefecto mayor, imputados por encubrimiento agravado del hecho. Ambos fueron apresados en las últimas horas tras dos allanamientos, uno en una casa de la ciudad de La Plata y otro en la localidad balnearia de Santa Teresita.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En tanto, la Justicia dispuso el arresto de una alcaide mayor que se sospecha que fue la autora de los disparos que mataron al preso, quien no fue hallada en su domicilio cuando fueron a buscarla, por lo que se llevaban a cabo otras diligencias con el fin de localizarla.

También podés leer: Desplazaron a las autoridades de la cárcel de Florencio Varela por el asesinato de un preso

De la pesquisa llevada adelante por la UFI 9 de Quilmes, a cargo de Roxana Giménez, y con información aportada por Asuntos Internos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos provincial, surgieron elementos para solicitar los arrestos de los dos penitenciarios varones por encubrimiento agravado y de la mujer como autora de homicidio.

El testimonio de una agente penitenciaria fue clave para orientar las detenciones ya que aseguró que le entregaron tres cartuchos servidos de posta de plomo para que guardara y luego descartara. 

Rey fue asesinado el pasado miércoles durante la represión a las protestas en el penal luego de que se confirmara que un prisionero había dado positivo por coronavirus, que dejaron otros 40 interns heridos con postas de plomo y de goma. 

A partir del hecho, las cinco máximas autoridades de la Unidad Penitenciaria 23 de Florencio Varela fueron desplazadas de su cargo.
“Vamos a avanzar con la investigación hasta las últimas consecuencias. La utilización de proyectiles de plomo no está permitida dentro de las cárceles. Se utiliza en la seguridad perimetral, solo en casos extremos y para repeler agresiones externas”, afirmó el titular del Servicio Penitenciario Bonaerense, Xavier Areses.