Tras una intensa búsqueda de la Bonaerense, sobre todo en la zona oeste del conurbano, el fisicoculturista Samuel Llanos, de 40 años, cayó detenido en un hotel de Luján, a pocas cuadras de la emblemática Catedral. El hombre estaba prófugo por el femicidio de su pareja Analía Maldonado, de 40, cuyo cadáver fue encontrado en el interior de una bolsa carbonizado, en un camino rural en las afueras de la ciudad de Los Toldos, donde la pareja vivía.

Según se informó, el sospechoso fue localizado por personal del Comando de Patrullas lujanenses cuando se trasladaba a bordo de su auto Nissan Tiida color blanco en el que se lo había visto por última vez entre el domingo a la noche y el lunes al mediodía.

Fuentes judiciales, policiales y municipales informaron a Télam que el cuerpo semicalcinado y tapado por bolsas de consorcio de Analía fue hallado en un camino rural de la localidad de San Emilio, ubicado a 5 kilómetros de Los Toldos, en el marco de los rastrillajes que se iniciaron el domingo, tras la denuncia de su familia.

Ese día, se indicó que la mujer había desaparecido junto a su pareja, un fisicoculturista que sugestivamente había sido denunciado por violencia de género por parejas anteriores.

Fuentes policiales confirmaron que el cuerpo estaba adentro de una bolsa de consorcio negra, sin signos de haber sido descuartizado, y que se aguardan los resultados de la autopsia para determinar las circunstancias y la data de la muerte.

Franco Flexas, intendente del partido de General Viamonte, cuya cabecera es Los Toldos, dijo a la agencia oficial de noticias que si bien en el lugar del hallazgo del cuerpo no hay cámaras de seguridad, sí las hay en la ciudad y que todas las imágenes fueron entregadas a la justicia. Entre ellas, contó, se ve el auto de Llanos circulando a “velocidad normal” la noche del pasado sábado por el pueblo y dirigirse luego hacia la zona de San Emilio, motivo por lo cual los rastrillajes se realizaron en ese sector.

Flexas contó que “el sábado a la noche se los ve en un comercio de almacén, no estaban discutiendo, estaban bien” y que “lo primero que se hizo cuando se radica la denuncia de paradero es ir a la sala de monitoreo y hacer el seguimiento de esa persona (Llanos) y del vehículo y eso se aportó a la causa”.

Sobre el detenido, el intendente confirmó que tiene varias denuncias de una expareja por violencia de género, aunque ninguna de Maldonado, recordó que en 2017 se lo dio de baja de la Dirección de Tránsito municipal donde trabajaba, ya que “había quejas de vecinos por el maltrato que les brindaba”, y además porque “había tenido incidentes violentos con su padre y con un hijo”.

La investigación del femicidio se encuentra a cargo del fiscal José Alvite Galante, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Junín, quien encomendó a la policía la búsqueda del sospechoso, que se extendía pasado el mediodía hasta la zona oeste del conurbano, donde tiene familiares.

Llanos y Maldonado fueron vistos por última vez el pasado sábado a la noche y, según vecinos, poco antes se había escuchado una discusión entre ellos en el interior de su vivienda.