Las y los docentes de la Universidad de Buenos Aires aseguran que, agotadas todas las instancias de diálogo con la cartera educativa que conduce el ministro de Educación de la Nación Jaime Perczyk, reclamarán un aumento paritario sin marcha ni movilización, sino con un partido de fútbol.

Los trabajadores están nucleados en la Asociación Gremial Docente de la UBA (AGD UBA). El partido será éste martes 7 de junio a las 8 de la mañana frente al Ministerio de Educación. El encuentro deportivo será una performance en la cual se enfrentará el equipo de los docentes contra el equipo del ejecutivo nacional. La jornada tiene como objetivo visibilizar la medida de fuerza que se compone de 48 horas de un paro total de actividades en reclamo de aumento salarial.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Los salarios docentes perdieron desde diciembre de 2015 un 34% frente a la inflación”, señala la secretaria general del sindicato AGD-UBA, Ileana Celotto. “En marzo, el gobierno firmó con las burocracias sindicales una paritaria del 41% en cuotas, frente a una inflación del 60%, pronunciando aún más el deterioro salarial. Por eso, impulsamos un plan de lucha por reapertura de paritarias y aumento ya”, agrega.

De esta manera, los docentes universitarios denuncian que en marzo recibieron un incremento de apenas el 13%, que ya quedó por detrás de la inflación del primer trimestre que fue del 16% y no recibirán ningún aumento en sus salarios hasta el mes de julio. “En las negociaciones que se abrieron a partir de nuestro reclamo el gobierno ofreció cero pesos de aumento. Es la política oficial de ajuste del gasto fiscal para cumplir con las metas del FMI”, suma Celotto.

El partido de fútbol será una de las medidas de visibilización en este paro nacional de 48 horas convocado por la Conadu Histórica. En la UBA la medida, que además sumará clases públicas, se sentirá en las aulas de las facultades, en el Ciclo Básico Común y en los colegios preuniversitarios como el Carlos Pellegrini y el Nacional de Buenos Aires.