El presidente Alberto Fernández anunció la extensión de las medidas de distanciamiento físico hasta el 20 de septiembre, pero habilitó a nivel nacional las reuniones sociales al aire libre de hasta diez personas manteniendo dos metros de distancia y usando barbijo.

A la vez, ratificó que siguen prohibidas las reuniones sociales en espacios cerrados porque es el escenario en el que aumentan las probabilidades de contagio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En un mensaje audiovisual difundido por las redes sociales y grabado tras una reunión virtual con gobernadores de todo el país, el mandatario advirtió sobre la situación límite de la provincia de Jujuy y el aumento sostenido de los contagios en las provincias. “Hoy hay 18 provincias con transmisión comunitaria”, aseguró, y sumó los casos de Tartagal y General Roca, como ejemplos de ciudades donde los sistemas de salud no son tan sólidos y, sin embargo, no cesan los contagios.

“Hace un mes y medio el 93% de los casos nuevos se daban en el AMBA y en las provincias el 7 por ciento. Ahora en las provincias ese porcentaje se multiplicó por cinco, hoy representa el 37 por ciento de  total de casos. Estamos muy preocupados por Jujuy, donde el sistema de salud está al límite y siguen aumentando los casos. También en Mendoza, donde los contagios aumentan”  

Fernández consideró que es más necesaria que nunca la “responsabilidad personal” y llamó a no naturalizar los contagios y las muertes. “Si paramos los contagios vamos a parar la muerte”, enfatizó.

Alberto Fernández buscó atenuar el efecto que produce el incremento diario de los casos positivos, y explicó que en la Argentina la cantidad de fallecidos por millón de habitantes “continúa siendo comparativamente menor a la de otros países porque hasta ahora o se ha saturado el sistema de salud gracias al esfuerzo que hicimos como sociedad, el incremento de camas de terapia intensiva con respirador, la construcción de hospitales modulares y el compromiso incesante de los trabajadores de la salud”. Sin embargo, agregó: “Si nos relajamos y descuidamos no hay sistema de salud que aguante”.

En el mensaje, que por primera vez encabezó sin el acompañamiento del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense Axel Kicillof, AF dijo que tras la puesta en común con los mandatarios y mandatarias provinciales se acordó prolongar las medidas de cuidado y distanciamiento físico hasta el 20 de septiembre.

Agregó que el AMBA empieza a arrojar datos alentadores, pero advirtió que esto “no debe llevar al relajamiento” de las medidas de cuidado. “Estamos muy lejos de haber resuelto el tema”, aseveró.