En 2001, la empresa dueña del Hotel Bauen, situado en Callao y Corrientes, a pocas cuadras del Obelisco, se declaró en quiebra e intentó dejar a cientos de trabajadores en la calle. Hoy, más de 15 años después, el hotel sigue abierto y en funcionamiento gracias a la cooperativa que formaron los trabajadores y que todavía resiste los intentos de desalojo y los avances de distintos sectores que los quieren correr del mapa.


Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE