El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, aseguró este viernes que la Provincia no ha llegado «a una nueva normalidad» y dejó claro que la nueva etapa que se inicia «es una prueba» en la que el Gobierno provincial puede decidir «dar marcha atrás» si crecen los casos de contagios de coronavirus o si el sistema sanitario se colapsa.

De esta forma, Bianco definió la situación en la que se encuentra la provincia de Buenos Aires y lo que implica la nueva fase que comienza el lunes y que se prolongará hasta el 2 de agosto, con aperturas graduales de actividades, todas con protocolos, pero a modo de «prueba».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«No es que a partir de ahora se permiten actividades o liberan servicios para siempre, es una etapa de prueba para ver qué sucede con los casos y el tiempo de duplicación, podemos dar marcha atrás», afirmó el jefe de Gabinete de la gobernación que conduce Axel Kicillof, en una conferencia de prensa.

Antes, en el anuncio de la próxima etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio que tuvo lugar en la residencia de Olivos, encabezada por el presidente Alberto Fernández, Kicillof había dicho que se iba a pasar a «una cuarentena intermitente» que permitirá reabrir industrias y comercios barriales con protocolos sanitarios y autorizar actividades profesionales.

«Vamos a pasar a cuarentena intermitente, se redujo la velocidad de contagio y logramos mantener la capacidad del sistema sanitario, entonces estamos en condiciones, de manera lenta, de volver a la etapa anterior», dijo el gobernador bonaerense este mediodía desde Olivos, acompañado también por su par de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, con quienes integran el AMBA, la zona más afectada por el alto nivel de contagios.

En La Plata, en la conferencia de prensa que siguió a la de Olivos, también estuvo el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, dando un panorama de la situación sanitaria en la que se encuentra la provincia.

«Bajó el porcentaje de casos de gente que se enferma por coronavirus y necesita una cama de terapia intensiva», dijo al relatar lo que sucede hoy en la provincia y añadió que también «se acortó el tiempo de estadía» en ese sector de emergencia.

«Hay mas casos pero se redujo el porcentaje de gente que necesita camas de terapia intensiva, de 12 por ciento a un 2 ó 3 por ciento», precisó el ministro, y agregó que la provincia cuenta con suficiente stock de Equipos de Protección Personal para los trabajadores de salud hasta noviembre.

De cara a la fase que comienza a partir de ahora, Bianco adelantó que la idea sigue siendo que «el transporte público sea sólo para los trabajadores esenciales».

El cronograma de aperturas

Los municipios del Conurbano volverán a la Fase 3 de manera escalonada. En primer lugar, a partir del lunes 20 de julio se pondrán en marcha todas las industrias manufactureras, con protocolo y transporte propio, tal como trabajaban hasta el 30 de junio. El miércoles 22, en tanto, podrán reabrir comercios de cercanía -en el caso de venta de ropa, calzado y jugueterías con atención en la puerta- y agencias de juego oficiales.

Recién el lunes 27 de julio se reanudarán los servicios inmobiliarios y de mudanza, servicios jurídicos, notariales de contaduría y auditoría, atención de profesionales de la salud, servicio de mantenimiento en hogares y de peluquería y estética. Todas las nuevas actividades que se suman a la Fase 3 escalonada, deberán ser ejercidas bajo estricto protocolo de prevención.

Bianco dejó en claro que esta fase es «una etapa de prueba» y que «en cualquier momento se puede dar marcha atrás» si los casos siguen subiendo y el sistema sanitario corre riesgo de colapso.

El funcionario también explicó que hay un cambio metodológico en cuanto a cómo se habilitan las actividades en cada distrito. Hasta ahora, los intendentes solicitaban al gobierno provincial la habilitación, que era evaluada por los ministerios de Salud y de Producción bonaerenses, y era elevada a la Jefatura de Gabinete de la Nación que definía el permiso final. A partir del próximo lunes, todas las actividades permitidas en Fase 3 van a ser aprobadas «en paquete» y no de manera individual. «Esto implica que cada intendente puede decidir si habilita o no determinada actividad pese a que esté permitida. Esto no quita que vayamos a quitar el ojo de cada distrito pero crremos que va a ser más eficiente», explicó.

También cambian los criterios para pasar a las Fases 4 y 5. Hasta ahora, el pase de una etapa a otra dependía de no tener casos en 21 días. Ahora ingresarán a Fase 4 aquellos municipios que, en las últimas dos semanas, hubiesen tenido más de 10 nuevos casos COVID cada 100 mil habitantes por semana. ¿Qué se permitirá en esta fase? Las obras privadas de construcción; el consumo en locales gastronómicos; las salidas de esparcimiento; los comercios de cercanía -incluyendo textil y jugueterías con ingreso de clientes- y el servicio doméstico.

En tanto, podrán ingresar a la fase más permisiva, la 5, los municipios que registren menos de 10 nuevos casos de coronavirus cada 100 mil habitantes en las últimas dos semanas. En esta etapa están habilitadas las salidas recreativas con distanciamiento social; los deportes al aire libre; los gimnasios; las reuniones de hasta diez personas con distanciamiento y las actividades culturales con transmisión remota y grabación de shows. 

Finalmente, Bianco pidió a la población «responsabilidad» y que «no se junten por el Día del Amigo de forma física» y sugirió que lo hagan «por videollamada whatsapp», entre otros métodos alternativos de comunicación no presencial.

«Todos queremos encontrarnos con amigos, darle un abrazo, se los extraña pero lo mejor es saludarlos a la distancia, cuidándolos a ellos nos cuidamos a nosotros», apuntó Bianco en La Plata, que pidió «no repetir lo que sucedió para el día del Padre», en junio.