La repetición a veces vuelve a algo abstracto, difícil de dimensionar. Pero cuando se habla de «cambio climático» existen fenómenos bien concretos en los cuales apreciarlo. Es el caso de la mayor frecuencia de eventos extremos. En la Argentina, como en otras partes del mundo, los calores son más fuertes y los fríos más intensos. Lo dicen los números: según lo informado por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el verano de este año fue uno de los más cálidos de la historia y, según lo difundido hoy, el otoño 2022 también se ubica entre los más fríos desde que se miden sistemáticamente las temperaturas. Qué se prevé para el invierno.

«A nivel nacional, el otoño de 2022 fue el 5° otoño más frío de los últimos 62 años. No se registraba un otoño tan frío desde 1976 en Argentina, con una anomalía de temperatura de -0,8°C. Le siguen por detrás los otoños de 1965 y 1968», explicó el SMN.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Mayo fue más frío que lo normal en gran parte del país», especialmente en la región central y norte. En el mes se destacaron dos irrupciones de aire frío, las cuales provocaron temperaturas muy bajas. Se registraron intensas heladas en varias provincias de la Argentina, antes de lo que suele ocurrir, y valores por debajo de 0°C con récords de temperatura mínima más baja para mayo en Puerto Madryn, Chubut (-8.6ºC el 26/05), Marcos Juárez, Córdoba (-5.8ºC el 30/05); Benito Juárez, Buenos Aires (-4.6ºC el 31/05); y Chapelco, Neuquén (-12.6ºC el 31/05).

También hubo localidades con récord de temperatura máxima más baja para mayo: Esquel, Chubut (-2.8ºC el 26/05 y -2.3ºC el 27/05); y El Bolsón, Río Negro (1.1ºC el 27/05).

Te recuerdo, invierno

Para la estación más fría del año se espera, de nuevo, mayor cantidad de eventos de fríos extremos, sobre todo para la región centro.

En su Pronóstico Climático Trimestral (PCT), el SMN sostiene que durante este invierno las temperaturas serán, en promedio, inferiores a las normales sobre las provincias del noroeste argentino (NOA), mientras que hacia el norte y noreste del país se esperan valores normales o inferiores a lo normales.
 
«Además, en Córdoba y el sur del Litoral podemos esperar un trimestre junio-julio-agosto 2022 con una mayor probabilidad de temperaturas dentro del promedio para la época. Por otro lado, en La Pampa, el oeste de Buenos Aires y oeste de Patagonia, las temperaturas pueden ser normales o superiores a lo normales», agregan.

Por otra parte, en cuanto al oeste y sur patagónico, el invierno puede ser más cálido que el promedio, es decir, con temperaturas superiores a lo normales. Y añaden: «Por último, cabe destacar que es probable registrar una mayor frecuencia de temperaturas mínimas extremadamente bajas sobre gran parte del centro y norte del país».

En cuanto a precipitaciones, solo en el sur patagónico cordillerano se esperan algo más de precipitaciones respecto a los registros normales. El resto serán valores similares de lluvias a los años anteriores, o incluso por debajo. Pero el tema, como viene ocurriendo en este 2022, será hacerle frente a las temperaturas extremas.