El dengue, la otra epidemia que azota a la Argentina, ya registró 38.181 casos desde fines de julio de 2019 y hasta el 9 de mayo pasado. Según datos actualizados del Boletín Epidemiológico nacional, los números muestran un aumento de 5.958 notificaciones nuevas de la enfermedad en la última semana.

El informe oficial difundido el 15 de mayo pasado había registrado 32.223 casos, en tanto que el último identificó 38.181 casos y 24 muertes. El Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud estudia la situación sanitaria en relación al dengue por temporadas, en esta de los cuatro serotipos del virus, circulan tres.

La nueva temporada de análisis de la información para la caracterización epidemiológica comenzó el 28 de julio del año pasado, por lo tanto los datos oficiales publicados esta semana se extienden desde esa fecha y hasta el 9 de mayo último.

En cuanto a la distribución geográfica el boletín detalló que Jujuy registró la mayor incidencia acumulada del período con 412,3 casos por cada 100 mil habitantes, seguida por Misiones, Tucumán y Salta con tasas de 386,4; 318,1 y 306,7 respectivamente.

“Sin embargo, el mayor aporte de casos está concentrado en la Región Centro con más de 16.000 casos de dengue autóctono registrado hasta el momento, seguido por la Región NOA con más de 14.000”, agrega el informe.

Y resalta que el promedio de notificaciones en las últimas tres semanas “es casi 9 veces el promedio de las mismas tres semanas de la temporada 2018/2019”. También se comparó los datos con el año 2016, que registró el mayor número de casos hasta ese momento en Argentina.

Así determinó que “se puede observar un aumento de la curva más tardío y abrupto de los casos de dengue si se lo compara con la de 2015/2016, resultando hasta el momento en un número total similar”.

El dengue es una infección vírica transmitida por la picadura de las hembras infectadas de mosquitos del género Aedes aegypti y hay cuatro serotipos del virus. En Argentina circulan tres: el DEN-1, el DEN-4 y el DEN-2.

Ciudad de Buenos Aires

Desde marzo último, la Ciudad entró en el llamado escenario 3, considerado de “alto riesgo”, que a diferencia de otras fases ya incluye la existencia de dengue, fiebre amarilla, chikungunya y zika. Pese a la gravedad de la situación, el gobierno porteño disminuye su accionar para controlar esta enfermedad, pareciera que sólo se reducirá por la llegada del frío.

Los casos informados en CABA ascienden a 7.069 desde el inicio de este año, se sumaron 132 en la última semana, y son cinco los barrios que concentran el 55% de las notificaciones de la enfermedad, de acuerdo al último Boletín Epidemiológico porteño.

Flores continúa siendo el barrio con más registros, seguido por Barracas, Soldati, Vélez Sarsfield y Villa Lugano, que concentran el 55% de todos los casos, y el porcentaje restante se verifica en los demás barrios porteños. De acuerdo al boletín del Ministerio de Salud porteño, publicado este sábado con registros desde el 1 de enero y hasta el 16 de mayo último, la mayoría de los casos confirmado no viajaron a una zona con circulación viral.

Los casos de dengue registrados en los barrios vulnerables, dan cuenta que el más afectado es la Villa 20, con 397 casos, le sigue la 1-11-14, con 370, y en tercer lugar la 21-24, con 359, entre ellas acumulan el 67% de los casos en estos conglomerados.

Los serotipos del virus que circulan en la CABA son los DEN 1 y DEN 4, que representan 57% y 39% respectivamente.