El gobierno volvió a autorizar a las prepagas un nuevo aumento de hasta 7,5% a partir de mayo. La medida fue publicada este viernes en el Boletín Oficial y les otorga un plazo de treinta días de antelación a las empresas para que informen a sus afiliados.

Las empresas de salud acumulan con esta quinta suba un aumento del 42,2% en los últimos 12 meses. Este 22 de enero, mediante el Decreto 66/19, modificó el mecanismo para aumentar en este rubro y dejó afuera a la Secretaría de Comercio que debía dar el visto para avanzar en los incrementos para esta área.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“La Autoridad de Aplicación fiscalizará y garantizará la razonabilidad de las cuotas de los planes prestacionales de las Entidades de Medicina Prepaga y autorizará el aumento de las mismas, cuando dicho aumento esté fundado en variaciones de la estructura de costos y razonable cálculo actuarial de riesgo”, señala la resolución que firmada por el secretario de Salud, Adolfo Rubinstein.

La Secretaría de Salud (ex ministerio) hizo una evaluación de los costos de las compañías y, especialmente, en base a los aumentos del valor de los medicamentos decidió este camino. Debido a los aumentos y a la caída de los ingresos, la realidad de las prepagas en los últimos tiempos es una mayor deserción de afiliados y un porcentaje que bajó de categoría.

La Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) informó que durante 2018 se registró una merma de 5,1% en la compra de medicamentos respecto de 2017, es decir, unos 40 millones menos de remedios. El Centro de Economía Política Argentina (CEPA), por su parte, informó que a lo largo del año pasado, el costo promedio de los cincuenta remedios más recetados para adultos mayores aumentó un 53,24%. Si se toma un rango mayor, entre 2015 y 2018, el precio de los medicamentos en general subió entre 235 y 524 por ciento de acuerdo a diferentes rubros.