El gobierno santafesino de Miguel Lifschitz del Partido Socialista finalmente decidió desmarcarse del gobierno nacional y ofrecer un incremento del 25% en tres cuotas. El mismo acuerdo fue suscripto la semana pasada por los gremios estatales de la provincia enrolados en ATE y UPCN y estaría bajo la consideración de los gremios de  la salud de la provincia.

Se trata de un incremento del 4% para los salarios de febrero, 13% en marzo y 8 por ciento a partir de los haberes de junio. Además, se incorporaría una cláusula gatillo para revisar los sueldos en caso de que la medición del instituto provincial de estadística supere esos valores. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La propuesta no contempla una recomposición por la pérdida salarial sufrida por los trabajadores de la educación provinciales durante 2016. 

Con todo, los sindicatos docentes se inclinarían por rechazar la propuesta una vez que realicen las consultas pertinentes en las asambleas de base y en una Asamblea General del sindicato Asociación de Magisterio de Santa Fé (AMSAFE) que se realizará el viernes en la capital provincial un día después del paro nacional de CTERA pautado para ese día.

Sonia Alesso que conduce CTERA y a la vez el sindicato provincial explicó que el aumento real para un maestro sin antigüedad se incrementará apenas un 22,5% y que “la oferta se va a someter a discusión pero debería ser mayor”. En caso de que la docencia rechace la oferta del gobierno, la asamblea discutirá medidas de acción.