El poderoso huracán Irma continúa arrasando el Caribe y se dirige arrasador hacia Miami, donde la población si bien no ha evacuado está tomando precauciones, se dirige a refugios y protege puertas y ventanas. Las fuertes ráfagas que ya azotan Florida hacen que ciudades habitualmente llenas de gente estén vacías, con la gente encerrada, temerosa y espectante. En Miami se declaró el toque de queda desde las 7 pm de este sábado.

Irma avanza por el archipiélago de Camagüey, al norte de Cuba, donde tocó tierra la noche del viernes, con vientos de hasta 260 kilómetros por hora. A las 2 (hora local), el ojo de Irma se ubicaba 135 kilómetros al este-sureste de Caibarien, Villa Clara, y avanzaba a una velocidad 19 kilómetros por hora en dirección oeste.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC), Irma avanzará durante el sábado por el norte de Cuba hasta hacer un giro al noroeste en dirección a los cayos de Florida, Estados Unidos, donde se lo espera este domingo por la mañana. El ojo del huracán está ahora 440 kilómetros al sur-sureste de Miami.

Irma, el huracán más poderoso registrado hasta ahora en el Océano Atlántico, dejó al menos 18 muertos a su paso por las Antillas Menores y Puerto Rico y destruyó la isla de Barbuda y la parte francesa de San Martín. También murieron al menos cinco personas en los territorios británicos de ultramar de las islas Vírgenes británicas, donde se registraron cuatro muertos y otra más en Anguila. Algunas regiones podrían verse afectadas -además- por el huracán José, que se aproxima y está cerca de alcanzar la máxima categoría.

Aún es no se sabe dónde tocará tierra debido al ángulo de la tormenta, según la NHC. Pero el centro de Irma podría acercarse a Tampa Bay, que no ha sido golpeada por un huracán mayor desde octubre de 1921.