El obispo de San Luis, monseñor Gabriel Barba, se sumó a la nueva marcha que Eric Lucero, el padre de Guadalupe, la niña de 5 años desaparecida en esa provincia desde el 14 de junio, encabezó este lunes para pedir que “dejen de buscar drogas y busquen a mi hija”.

Los manifestantes realizaron el acostumbrado recorrido desde el kilómetro cero de la ciudad de San Luis, frente a Plaza Pringles hasta el Poder Judicial en un intento de mantener la búsqueda de la niña, a 21 días de su desaparición.

En horas de la mañana en la Iglesia Santo Domingo, el obispo rezó por segunda vez el rosario y pidió por la niña y su aparición.

“Desde la iglesia Nuestra Señora del Rosario del Trono, hoy pedimos de manera especial por la aparición sana y salva de Guadalupe Lucero”, afirmó Barba.

El pastor de la iglesia católica de San Luis se acercó al recorrido, bendijo al padre de la niña en actitud de acompañamiento y consuelo, y se sumó a la caminata por el centro de esta capital.

En dialogo con la prensa, el padre pidió a quienes tienen retenida a Guadalupe que la “devuelvan y no la lastimen”, y recordó que la niña “debe estar con su familia”.

“Ahora resulta indispensable, aparición con vida y castigo a los culpables” fue el cántico que acompañó la marcha de hoy en las voces de los feminismos populares que no han dejado de acompañar la convocatoria y siguen reclamando “¿Dónde está Guadalupe?”.

Sin novedades en la causa que continua caratulada preventivamente como “búsqueda de paradero”, la Policía de San Luis comenzó este lunes un nuevo rastrillaje en la zona del peri lago del dique Paso de las Carretas, zonas aledañas y la División Canes volverá a buscar rastros en el barrio 544 Viviendas, al sur de esta capital, donde la pequeña desapareció, mientras jugaba en la calle junto a primas, primos y su hermano.

Así lo informó el jefe de relaciones Policiales, Lucas Chacón, quien además confirmó que hubo “allanamientos durante el fin de semana” y se espera la orden del juez de la causa, “Ariel Parrillis, con nuevas medidas judiciales”.

Los operativos se volvieron a focalizar en el embalse del dique Paso de las Carretas, ubicado a 51 kilómetros de la capital provincial y zonas aledañas, debido a las condiciones topográficas, extensión y la “tupida vegetación que presenta el lugar”, aclaró el policía.

El embalse está localizado en el departamento Pringles, a 51 kilómetros de la ciudad capital, tiene una capacidad de almacenamiento de 75 hectómetros cúbicos, 1.800 kilómetros cuadrados de superficie de cuenca de aporte y 756 hectáreas de superficie del lago.

Otro grupo especializado con canes continuará los rastrillajes en lo que se conoce como la “zona cero” del barrio 544 viviendas.

Hasta el momento se inspeccionaron siete diques, 420 sectores de la ciudad capital y se realizaron más de 150 allanamientos, informaron las fuentes policiales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE