El Ministerio Educación de Córdoba anunció que, a partir del próximo lunes, se retomará la presencialidad plena de las clases en todos los niveles educativos públicos y privados de la provincia, y se desactivarán las burbujas. “Cada escuela se va a convertir en una sola burbuja”, manifestó a los medios locales el ministro de Educación local, Walter Grahovac, y añadió que la decisión se adoptó a partir de la disminución de casos de coronavirus, de la baja en el nivel de ocupación de camas críticas y del avance en la campaña de vacunación. “Toda esa situación favorables nos permite pasar a un distanciamiento de 50 centímetros”, lo que implica “ir recuperando la normalidad de las clases en toda la provincia, salvo algunos casos excepcionales”, sostuvo el funcionario.

En ese sentido, detalló que, con el regreso de la presencialidad plena, se utilizará barbijo tricapa, con recambio semanal, ventilación de las aulas, testeos aleatorios y el cumplimiento de los protocolos sanitarios vigentes. El 6 de septiembre pasado la provincia había iniciado el proceso progresivo de la presencialidad plena en las clases, en el 74% del total del sistema educativo, con distanciamiento de 90 centímetros.

En tanto, ahora, se completará el 26% restante de los niveles inicial, primario y secundario, tanto estatales como privadas, que hasta ahora sostienen la modalidad de burbujas y presencialidad con alternancia. Con respecto a la eventual activación del protocolo de prevención por Covid-19, se deberá aislar a la sala, grado o curso completo, cuando corresponda, de acuerdo con lo prescripto en la “Guía de actuación ante casos sospechosos o confirmados en establecimientos educativos de la provincia de Córdoba”.