Desde el organismo recuerdan que “todos los elementos que se utilicen durante las elecciones deben ser accesibles y fáciles de entender”, para que las personas con discapacidad puedan sufragar sin ningún inconveniente. Por esta razón, deben contar con los mecanismos de apoyo habilitados para poder ejercer dicha potestad. Entre ellos podrán:

– Solicitar prioridad de voto para evitar hacer la fila.

– Solicitar ingreso a un Cuarto Oscuro Accesible. Debe estar ubicado en el lugar más cercano al ingreso del establecimiento y está destinado al voto de personas con discapacidad o con movilidad reducida.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

– Es fundamental concurrir a la escuela de votación con el DNI que figura en el padrón. 

– Solicitar asistencia para votar, ya sea con la Autoridad de Mesa o una persona de confianza, que deberá ser mayor de edad y tener DNI. 

– Solicitar asistencia a las autoridades de mesa para firmar el padrón, en caso de tener una discapacidad motriz o visual.  (Para firmar de manera autónoma, podrá utilizar la Plantilla Guía la cual facilitará el proceso)

Desde la Agencia Nacional de Discapacidad señalan que “se encuentran trabajando en forma articulada con la Secretaria de Derechos Humanos, el Ministerio de Salud de la Nación, el Ministerio del Interior de la Nación y el INADI para impulsar la votación de las personas residentes en instituciones monovalentes de Salud Mental”.

De este trabajo conjunto se creó un espacio interministerial denominado “Mesa por el derecho al voto de las personas institucionalizadas por salud mental y discapacidad” que, entre otras iniciativas, viene desarrollando jornadas de capacitación electoral a instituciones monovalentes, asociaciones civiles, personas con discapacidad y personas usuarias de servicios de salud mental.

El objetivo es promover acciones para que las personas institucionalizadas cuenten con el DNI, figuren en el padrón y que las instituciones donde están alojadas trabajen en forma articulada para impulsar el derecho al voto de las personas que viven en las mismas y que implementen, si corresponden, operativos para el desplazamiento hasta los centros de votación. También, en caso de ser necesario, podrán tramitar acompañamiento y apoyo el día de las elecciones para que la persona pueda ejercer su derecho cívico. 

“Trabajamos para garantizar el derecho al voto de todas las personas con discapacidad en nuestro país, pero todavía hay muchas barreras que levantar porque queremos que este ejercicio democrático esté garantizado para todas y todos en igualdad de condiciones”, afirmó Fernando Galarraga, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Discapacidad.