El juez de Garantías de Villa Gesell, David Mancinelli, elevó hoy a juicio oral la causa por el crimen de Fernando Báez Sosa, cometido en enero de 2020 en esa ciudad balnearia, y dispuso que sean sometidos a proceso los ochos rugbiers que siguen detenidos y un noveno, Alejo Milanesi, que había sido beneficiado con la falta de méritos por la fiscal de la causa.

Los imputados que deberán comparecer en el juicio son Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19), Ayrton Viollaz (21) y Milanesi (19), éste último en libertad.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La fiscal del caso, Verónica Zamboni, había pedido la elevación a juicio de los 8 rugbiers detenidos como coautores del delito de “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”, y había pedido sobreseer a Milanesi, quien, junto al décimo acusado, Juan Guarino, habían sido beneficiados con falta de mérito. Pero el juez decidió hacer lugar al reclamo de la querella de la familia de Báez Sosa y sumó al noveno acusado al debate oral. 

Días atrás, los acusados desistieron de la opción de ser juzgados por un tribunal popular ya que su defensa considera que la amplia difusión del caso y la condena social podrían condicionar a quienes integren ese juzgado.