Una granada de mano apareció este martes en Panamericana, debajo del puente de acceso a Garín. El tránsito estuvo interrumpido durante menos de tres horas, tiempo en el cual las autoridades locales actuaron para desactivar el explosivo, a través de una detonación.

Las autoridades comenzaron el operativo a partir de un llamado al 911, realizado cerca de las tres de la tarde. La Municipalidad de Escobar, la División Explosivos de la Policía Bonaerense, Bomberos y personal de Autopistas del Sol lograron desactivarla.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Quiero destacar el trabajo de todas las áreas para proteger a la ciudadanía en medio de una situación de extrema gravedad. Es la primera vez en la historia que el municipio de Escobar vive un hecho de esta singularidad y por eso me comuniqué de manera inmediata con el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, y el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, para ponerlos en conocimiento y pedir, en nombre de todo el pueblo del partido de Escobar, que se investigue a fondo y se tomen los resguardos del caso para que no vuelva a suceder”, explicó el intendente Ariel Sujarchuk, quien supervisó el operativo junto a la secretaria de Seguridad y Prevención Comunitaria, Graciela Cunial; el titular de Defensa Civil, Juan Carlos “Chicharra” Toledo, y las autoridades policiales del distrito.