Éste domingo Tiempo publicó varias denuncias con relatos desgarradores de mujeres que sufrieron violencia obstétrica en el Hospital público de Morón. El informe tuvo inmediata repercusión en muchos medios, quienes rápidamente se sumaron a difundir los relatos de las víctimas. Una de ellas es Laura Cáceres, quien después de haber parido a su hija, Alma, el 3 de noviembre del año pasado, sigue sufriendo las consecuencias de los malos tratos e irresponsabilidad de quienes la atendieron durante el parto, y de los funcionarios del municipio, que se niegan a solucionar su pedido de internación domiciliaria.

Como consecuencia de las denuncias publicadas en este diario, el concejal Hernán Sabbatella, fue el primero en alzar su voz, mediante un pedido de informe, en el cual solicita al intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, que se envíe “información en relación a la atención de la paciente Laura Cáceres en el Hospital”. En el documento firmado éste 14 de marzo, el edil del bloque de Unidad Ciudadana, solicita que “se informe si se iniciaron las actuaciones administrativas pertinentes para investigar la denuncia formulada por Laura Cáceres y verificar la responsabilidad que pudiera derivar del caso”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por éste tema, Tiempo dialogó con el concejal, para conocer más sobre éste pedido de informe y la situación actual del Hospital Público de Morón. Sabbatella aclaró que éste documento “va directo al intendente y no pasa por el Concejo, es un mecanismo legal que existe. Como somos minoría y sabemos que lo van a bloquear en el Concejo Deliberante utilizamos esta herramienta para que respondan lo antes posible”.

Asimismo, el Concejal dijo que no le “sorprende que esto ocurra hoy en día en el hospital, ya que cuando asumió Tagliaferro, lo primero que intentó hacer fue no renovar el convenio con la Asociación Civil Doulas”. Recordemos que las ‘doulas’ son mujeres que se ponen al servicio de las futuras madres y que actúan como soporte emocional para ellas y sus familias, bajo los principios de parto respetado. En este punto, Sabbatella recuerda que “Tagliaferro quería dar de baja este convenio y finalmente se logró continuar con el respaldo de los concejales, los profesionales de la salud y la comunidad,a partir de la convalidación del convenio, que se firmó en el año 2015 durante la intendencia de Lucas Ghi”.
Ante las denuncias sobre violencia obstétrica en el Hospital, el integrante de Unidad Ciudadana, manifestó que “el Municipio tiene la obligación de dar respuesta a las familias. Incluso puede tener consecuencias legales si las familias denuncian”, y en el mismo sentido exigió que el titular de la comuna “dé respuesta a esta demanda, que se investigue la denuncia y que se den respuestas, además de ayudar a la familia que sufre esta situación”.