Silvana Trotta encontró en los cuentos y microrrelatos la forma de abrir la discusión sobre la violencia y las desigualdades de género. Tres años después de su primer libro (Expulsada del Edén) escribió el segundo: [email protected] del Edén, un texto que su autora define como «la hijita inclusiva» del primero. La escritura es la forma que la psicóloga social y tallerista usa para poner en palabras las denuncias que exponen al patriarcado. Pero también lleva ese aprendizaje a los talleres que da en organizaciones sociales de Berisso en los que las mujeres escriben, relatan y comparten sus vivencias de dolor y desamor.

[email protected] recorre un camino que pasa por el deseo, el placer, la educación sexual, el amor, la violencia de género, la pobreza, la legislación patriarcal y la prohibición al aborto como temas principales. Para eso, Trotta utiliza una serie de cuentos que exploran las vivencias acerca de la comida, la depresión, el desamor, las disidencias sexuales y la maternidad, a través de un «canto de alegría y resistencia» que busca romper con los estereotipos de género.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Su último libro fue presentado el sábado 7 de diciembre en la Fundación Universitaria Popular de Escobar (FUPE) junto a la rectora de la institución, Graciela Gómez. «El 80% de los abusos se da en el ámbito familiar. Por eso no debemos ocultar estos temas. No tenemos que tenerles miedo. Hay que fomentar charlas y debates para saber cómo actuar cuando nos llega un caso de este tipo, y no naturalizar ni reproducirlo como tal. Nos quisieron enseñar que ‘el amor duele’. Pero no, el amor no debería doler, ni lastimar ni ser violento. Un golpe no enseña nada», aseguró Gómez. 

Así como la perspectiva de género supo estar lejos de la literatura y eso hoy se va corrigiendo, la Justicia todavía mantiene esa deuda. «La mirada siempre está puesta sobre la mujer, y en el caso de la Justicia, no hay una perspectiva de género para analizar y actuar en los casos de violencia, donde en muchos casos, es la que termina demonizada cuando en realidad es la víctima», destacó Trotta en la presentación de su libro.

La publicación de Ediciones Artilugios tiene ilustraciones de Cintia Scatiaferro, Virginia Gastiazoro y Romina Ferrer y puede conseguirse en el sitio web <www.edicionesartilugios.com.ar>. «