El Senado de la Nación aprobó este viernes, por unanimidad, y giró a la Cámara de Diputados, la prórroga del plazo establecido en el Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego. El Plan, creado por la Ley 26.216, se mantendrá en vigencia hasta el 31 de diciembre de 2023.

Asimismo, se adecúan las finalidades del proyecto a la función que la ley 27.192 otorgó a la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMAC), ente descentralizado en el ámbito del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, en su condición de organismo encargado de la aplicación, control y fiscalización de la Ley 20.429 de Armas y Explosivos.

La aprobación de la iniciativa, presentada por la oficialista mendocina Anabel Fernández Sagasti, se realizó sin debate al final de la jornada parlamentaria.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE