«Por esta puerta te ingresaron con vida, por esta puerta me tienen que dar respuestas», escribió Cristina Castro este miércoles temprano en su cuenta de Facebook. Acompañó la frase con una foto de ella en el frente de la subcomisaría de Mayor Buratovich en el marco de un nuevo rastrillaje en busca de algún elemento que permita saber qué pasó con su hijo Facundo, desaparecido desde el 30 de abril. Ese deseo íntimo, aun cuando suponga lo peor, se sigue postergando: los perros adiestrados no encontraron ningún rastro del joven.

Pese a que durante la tarde del miércoles trascendió el rumor de que Yatel, un pastor alemán adiestrado por el instructor Marcos Herrero, incorporado a la investigación por la insistencia de la querella, había encontrado la hebilla de un cierre perteneciente a la mochila Wilson de Facundo, luego se confirmó que era parte de la prenda de uno de los agentes que presta servicio en el lugar.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La diligencia, que comenzó minutos después de la nueve de la mañana, es la segunda en el destacamento policial y fue ordenada por la jueza federal 2 de Bahía Blanca Gabriela Marrón “a fin de incautar los elementos que puedan contener registros biométricos» de Facundo, luego de la insistencia de los abogados Leandro Aparicio y Luciano Peretto, que representan a la madre de Facundo.

La hipótesis de la querella sostiene que el joven fue detenido el 30 de abril en un retén policial cuando abandonó Pedro Luro y luego fue llevado a la comisaría de Mayor Buratovich, de donde salió unas horas después. Más tarde, entre las 15.30 y las 16, Facundo fue interceptado otra vez por efectivos que lo subieron a una camioneta de la Policía de la provincia lo que derivó en su desaparición.

En tanto, el adiestrador Herrero en declaraciones a la prensa detalló que “se hizo un trabajo sobre un perímetro en la parte de afuera (de la seccional) y luego pasamos a perímetros internos».

«Me llamó la atención un hecho (que prefirió no mencionar) y por eso trabajamos en un perímetro, aunque finalmente dio negativo», y agregó que «no se encontró ningún rastro o esencia de la persona de Facundo».

Además de Herrera, participaron del operativo efectivos de la Policía Federal y bomberos de la división K9 de Punta Alta.

Por su parte, la madre de Facundo, que siguió de cerca el rastrillaje, expresó al canal 7 de Bahía Blanca que “desde el minuto uno me estuvieron mintiendo y tuvieron muchísimo tiempo para ocultar y tapar cosas».