El viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Sergio Federovisky, quien se encuentra en Corrientes debido a los incendios que afectan al 9% de la superficie provincial, señaló hoy que «la situación está un poquito más aliviada como resultado de las lluvias que se registraron durante el fin de semana, pero todavía sigue siendo crítica».

«En este momento (el ministro de Ambiente, Juan) Cabandié está dirigiéndose al campamento en la zona de la localidad de San Miguel, en el centro de la provincia de Corrientes», describió Federovisky en una entrevista con radio radio AM 990 y recordó que el Estado nacional aportó más de 10 medios aéreos y 160 brigadistas para combatir el fuego.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Consultado sobre el motivo de estos incendios, el viceministro sostuvo que «tenemos un escenario adverso que es un resultado directo del cambio climático que implica el calentamiento global y provoca dos factores: uno es la agudización de los extremos, que hace que las sequías sean cada vez más agudas y prolongadas; y el otro es que el aumento de la temperatura promedio año tras año lleva a la vegetación a un estrés hídrico que la hace imposible de soportar cualquier fuego».

«Entonces -continuó- el principal motivo es el cambio climático y la sequía que montan un escenario sobre el cual cuando aparece el fuego que puede ser accidental o intencional, pero siempre iniciado por la mano del hombre, resulta muy difícil de detener».

El viceministro refirió que se trata de un «drama planetario». «Poco antes de la pandemia Australia vio arrasada más de 23 millones de hectáreas; Canadá el último verano sufrió un incendio que se llevó 4 millones de hectáreas, por lo tanto hay que ubicar la situación en un contexto planetario que hace que el fuego sea una realidad que no podemos eludir», detalló.

Consultado sobre la prevención, el viceministro indicó que la particularidad de los incendios de este año es que se quemaron los Esteros del Iberá porque estaban «secos» y, en este sentido, mencionó la importancia de sancionar una ley que proteja los humedales, lo que es una «condición necesaria aunque no suficiente».

Finalmente, afirmó que en 2017, durante la gestión de Mauricio Macri, se desmanteló el Plan Nacional de Manejo de Fuego e indicó que «el expresidente no puede decir que la Nación no fue a Corrientes porque el Estado nacional está acá desde hace más de 20 días; después se podría discutir si es suficiente o no, pero la presencia no se puede negar».

Y agregó que desde el Gobierno nacional «hemos revertido un plan sistemático de desarme del Plan Nacional del Manejo del Fuego que hoy tiene un presupuesto, medios aéreos alquilados, infraestructura en las provincias, capacitación, ropa, herramientas, esto nunca antes había ocurrido» y mencionó que «esperamos que esto sea una bisagra y se convierta en política de Estado».