En la pequeña ciudad de El Bolsón, en Río Negro, Beatriz Cañuman, de 51 años, apareció muerta de 13 puñaladas. Los vecinos notaron su ausencia y preocupados fueron a la cabaña donde vivía con su pareja: allí encontraron el cadáver. La policía busca a su pareja Roberto Nahuelpán, de 41 años, el principal sospechoso hasta ahora.

El hallazgo se produjo el miércoles y los investigadores estiman que el hecho ocurrió entre la noche del lunes y la madrugada del martes. En el caso intervienen las brigadas de Criminalística de El Bolsón y Bariloche.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Francisco Arrien, fiscal del caso, dijo al diario Rio Negro que el objetivo de los peritos, “fue revisar y retomar pruebas científicas en la escena del crimen y tratar de lograr luego en un laboratorio algunos datos que nos permitan certeza plena sobre la pertenencia de algunas manchas de sangre y ADN encontrados en el lugar”.

El funcionario detalló: “Se secuestraron prendas y artículos electrónicos incluyendo los celulares de la pareja y una tablet, que nos permitirán cotejar mensajes. Todo será revisado por una división especial de la justicia y en el laboratorio genético forense de Bariloche”.

Cuando se produjo el allanamiento en la cabaña de Nahuelpán, estaban sus documentos, dinero y efectos personales. También se secuestraron varios cuchillos, aunque no hay certeza todavía de que alguno de ellos haya sido utilizado por el violento para asesinar de 13 puñaladas a la mujer.

Según informó el diario Rio Negro, este miércoles se reactivaron los rastrillajes para tratar de dar con el paradero de Nahuelpán, quien hasta el momento sigue prófugo.

A la búsqueda se sumaron perros adiestrados pertenecientes a la Policía de Río Negro. Los canes encontraron huellas del hombre dentro del bosque cercano, lo que permitió confirmar la hipótesis de femicidio sobre la que estamos trabajan el juez Bernardo Campana y el fiscal.