A partir de este jueves se suman en la Ciudad de Buenos Aires nueve centros de vacunación contra la fiebre amarilla a los ya  habilitados previamente, luego de que un brote de la enfermedad en Brasil disparara la demanda de vacunas entre los argentinos que viajan a ese país.

Los turistas recibirla sin turno previo a los hospitales Durand, Fernández, Argerich, Santojanni y Grierson que se agregan a los  hospitales Álvarez, Pirovano y Vélez Sarsfield  que ya distribuyen la dosis desde principio de mes.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En tanto, siguen atendiendo los lugares donde se aplica regularmente la vacuna contra la fiebre amarilla, que son la Sanidad de Fronteras y el Hospital Muñiz, en la Ciudad; el Hospital Posadas, en la localidad bonaerense de Haedo, y las delegaciones sanitarias de las provincias.

Desde el Ministerio de Salud porteño recordaron que deben recibir la vacuna quienes viajen a municipios pertenecientes a la zona de riesgo como destino final, quienes realizan el viaje por vía terrestre hacia zonas consideradas fuera de riesgo pero permanecen más de 72 horas en algún lugar del trayecto y quienes desarrollen actividades de turismo aventura o campamento en la zona de riesgo.

Se pueden vacunar las personas desde los nueve meses de edad que no tengan ninguna contraindicación como antecedentes de alergia a cualquiera de los componentes de la vacuna.

La fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados en la que la vacuna es segura, asequible, muy eficaz y una sola dosis es suficiente para conferir inmunidad y protección de por vida, sin necesidad de dosis de refuerzo.