El Elefante Blanco es historia. Tras seis meses de una demolición artesanal, ya no quedan vestigios de la mole que fuera ideada en la década del 30 para erigirse como el hospital más grande de América Latina. El proyecto quedó trunco en el 55 y con los años las instalaciones fueron ocupadas por un centenar de familias en estado de vulnerabilidad. Ahora, el gobierno de la Ciudad construirá allí se construirá su nueva sede del ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat.

El gobierno porteño se hizo cargo del edificio en 2011. En ese entonces, había 90 familias dentro del predio y unas 180 en los alrededores, en el corazón de la Villa 15. Diferentes estudios establecieron que había altos niveles de contaminación y que las aguas de los subsuelos estaban servidas. Finalmente, las familias pudieron ser relocalizadas y se le dio paso a la demolición.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La demolición, que comenzó a mediados de abril, se realizó primero sobre la estructura de hormigón armado y las mamposterías. El trabajo se llevó adelante piso por piso, de manera manual, sin explosivos para que no se afecte a los vecinos de la zona. Esta semana, el edificio quedó reducido a escombros.

En el lugar ya comenzó la construcción del ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño que está prevista que termine en abril de 2019. La obra tiene un presupuesto de $559.261.653 y contará con 21.069,68 m2 distribuidos en planta baja, tres pisos y un estacionamiento para 100 automóviles.