La secretaria general de Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Angélica Graciano, confirmó el primer caso de contagio de coronavirus de un trabajador de la educación porteña desde la apertura de las escuelas dispuesta por el Gobierno de la ciudad y sostuvo que «pasó lo que sabíamos que iba a pasar».

«Pasó lo que sabíamos que iba a pasar: una persona que fue a trabajar a la Escuela Técnica 15 tuvo coronavirus y hubo que cerrarla y aislar al resto», dijo la dirigente en un reportaje brindado esta mañana a El Destape Radio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El jueves, autoridades de la escuela técnica 15 del barrio porteño de Barracas suspendieron la apertura de ese establecimiento en el marco del proceso de revinculación escolar, luego de que un trabajador de limpieza informara que se contagió de coronavirus.

Graciano recordó que desde los gremios docentes le venían «planteando al gobierno de (el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez) Larreta que en estas condiciones epidemiológicas no se pueden abrir las escuelas».

También podés leer: A horas de recibir a los chicos, detectaron un caso de coronavirus en una escuela porteña

«Por suerte, el contagio fue mientras preparaban la escuela, antes de que llegaran los chicos», explicó.

En el mismo sentido, Graciano recordó que una docente falleció en el distrito 6 por coronavirus y ya hay unos «3.000 docentes que se contagiaron de Covid» en pleno aislamiento y sin clases presenciales, por lo cual considera que «no hay condiciones sanitarias para la vuelta a las escuelas».

Además, recordó que la semana pasada «pusieron chicos al sol y tuvieron que salir a comprar sombrillas» en las primeras actividades educativas dispuestas al aire libre por las autoridades y añadió: «Es escandaloso que sucedan estas cosas y que no pase nada».

En este contexto, la dirigente sindical recordó que los gremios porteños cumplen una retención de las tareas presenciales pero continúan con las clases virtuales y advirtió que les «llegó un mensaje de Whatsapp con una amenaza de que nos iban a cesantear», lo que consideró que son «aprietes de Larreta a los docentes».

Según la dirigente, «los padres y las madres también están rechazando el regreso presencial a las escuelas», e insistió en que el Gobierno porteño debe cumplir la resolución judicial que lo obliga a «entregar las computadoras a los chicos en vez de someterlos a condiciones inhumanas».

«En ningún lugar del mundo abrieron las escuelas con esta cantidad de casos de coronavirus», finalizó Graciano.