El Gobierno nacional aprobó este martes el pedido de la provincia de Buenos Aires para habilitar nuevas actividades en los municipios del conurbano bonaerense que llevan ya 7 semanas seguidas con caída en la cantidad de contagios.

Como habían anticipado el jefe de Gabinete provincia, Carlos Binaco, el lunes en conferencia de prensa, a partir de este martes vuelven las trabajadoras de casas particulares empleadas en un único domicilio, los restaurantes y bares al aire libre, gimnasios al aire libre y se amplía la construcción privada a viviendas multifamiliares y a parques industriales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

A estas actividades se sumaron además los encuentros y reuniones de hasta 10 personas en el espacio público.

Las habilitaciones rigen en los municipios de Almirante Brown, Avellaneda, Bahía Blanca, Berazategui, Berisso, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, General Las Heras, General Pueyrredón, General Rodríguez, General San Martín, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz.

También en La Matanza, Lanús, La Plata, Lomas de Zamora, Luján, Marcos Paz, Malvinas Argentinas, Moreno, Merlo, Morón, Pilar, Presidente Perón, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Miguel, San Nicolás, San Vicente, Tandil, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López.

La provincia de Buenos Aires superó este lunes los 500.000 contagios, sin embargo en las últimas 7 semanas registra una caída de casos en la zona del AMBA. “Venimos observando un descenso global en la provincia y un descenso más pronunciado en la zona AMBA”, detalló el lunes el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, y explicó que la reducción fue de casi el 50% con respecto al ´pico de casos que hubo a fines de agosto.

Con estos datos, el gobierno provincial avanzó con las aperturas en esos 35 municipios del conurbano, actividades que ya estaban habilitadas en los distritos que se encuentran en fase 4 y 5.

Según establece la norma, en todos los casos «se deberá garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de Covid-19».

Asimismo, indica que los desplazamientos de las personas «deberán limitarse al estricto cumplimiento de las actividades exceptuadas».