La Dirección General de Aduanas intimó a empresas importadoras multinacionales a pagar mas de US$ 140 millones tras haber detectado errores y omisiones en las declaraciones de importaciones de mercancías sujetas al pago de regalías por el uso de marcas registradas.

El organismo que conduce Guillermo Michel argumentó que la legislación vigente establece que los cánones y derechos de licencia no incluidos en el valor de la factura de las mercaderías, en efecto, forman parte de la base imponible de las importaciones.

Un trabajo de inteligencia de la Aduana descubrió prácticas que tendieron a ahuecar la base imponible de 35.000 importaciones en más de US$ 141,6 millones, por lo cual ha intimado a las empresas involucradas a reparar sus acciones.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Específicamente, la investigación del organismo se centró en las importaciones de mercadería sujeta al pago de regalías por el uso de una marca registrada.

Así, agentes especializados de la Dirección General de Aduanas-AFIP detectaron errores u omisiones en las declaraciones de más de 40 firmas importadoras multinacionales, que no daban cuenta de giros de fondos que estaban obligadas a realizar para poder hacer uso de marcas registradas.

El artículo 8 de la Ley N° 23.311 –el Acuerdo General de Aranceles Aduaneros y Comercio– establece claramente: «Para determinar el valor en aduana (…) se añadirán al precio realmente pagado o por pagar por mercancías importadas (…) los cánones y derechos de licencia relacionados con las mercancías (…) que el comprador tenga que pagar directa o indirectamente como condición de venta de dichas mercancías».

Por ello, la documentación que debe ser presentada obligatoriamente ante cada importación exige que los importadores informen si existen cánones o derechos de licencia que no estén incluidos en el valor de la factura de las mercaderías.

La Aduana detalló los rubros de las mercaderías en cuestión y las omisiones detectadas en las declaraciones de los importadores, entre las cuales las de .telefonía celular alcanzaban un perjuicio por US$ 112,5 millones.

También se identificaron omisiones en el rubro automotor por

US$ 6,8 millones, en envases y embalajes por US$4,5 millones, indumentaria por US$4 millones, neumáticos, US$3,3 millones, cosméticos US$ 3,2 millones, juguetes 1,3 millones, y alimentos y bebidas por US$ 1,3 millones, entre los mas significativos.

Frente al hallazgo de estas irregularidades, la Aduana ha diseñado un Plan Sistémico de Fiscalización sobre la importación de mercaderías sujetas al pago de regalías, a fin de detectar nuevas inconsistencias que puedan impactar en la recaudación por derechos de importación.