Las cuatro horas y media de audio, grabadas de manera oculta en la mochila de una nena, fueron suficientes para dar cuenta de que las maestras del jardín de infantes Tribilín, de San Isidro, maltrataban a los nenes. Sin embargo, tuvieron que pasar más de cinco años para que las imputadas lleguen a juicio. Hoy, comenzó el debate oral contra dos docentes y tres auxiliares del establecimiento.

En febrero de 2013 las redes sociales y los medios se estremecieron cuando trascendieron los audios en los que se escuchaban los llantos de los niños, de entre tres y cinco años, entrecortados por los alaridos de las mujeres a cargo del establecimiento: “Ponete a guardar enfermo mental”; «¡Decime por qué vomitaste pendeja!»; «¡Estás loca nena! ¡Tragate lo que te puse en la boca!» son algunas de las frases que las maestras les espetaban a los chiquitos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El audio quedó registrado gracias a que Diego Hernayes, padre de una de las niñas que iba al establecimiento, desconfiara de lo que pasaba en el lugar por el comportamiento de su hija. Antes de cambiarla de jardín, el hombre escondió un iPod en la mochila de la nena que captó los desmedidos maltratos para con los infantes.

Así fue que el fiscal Franco Servidio, a cargo de la instrucción judicial, imputó a la directora, la vicedirectora y a tres auxiliares por los delitos de «presunto abandono de persona, amenazas y lesiones». El inicio del juicio estaba previsto para noviembre de 2016, pero diferentes maniobras dilatorias por parte de las defensas retrasaron el debate, que finalmente comenzó hoy y se extenderá hasta el 18 de octubre.

Las acusadas, Mariana Buchniv, Yanina Gogonza, Vanina Diap, Noemí Núñez y Noelia Gallardo, llegaron en libertad a la primera audiencia ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°4 de San Isidro, integrado por los jueces Federico Ecke, Hernán San Martín y María Coelho.